UNA REFLEXIÓN DEMASIADO INCÓMODA


elephant-chains-latest-1024x680

La mente del ser humano es capaz de crear cosas maravillosas.

Nuestra enorme capacidad intelectual nos permite concebir ideas y conceptos extraordinarios que no somos capaces de encontrar en la naturaleza que nos rodea y eso nos convierte en creadores puros.

De hecho, una de nuestras creaciones intelectuales de carácter abstracto nos caracteriza y nos define como especie.

Y no, no estamos hablando del arte, ni de las matemáticas, ni de la religión, ni tampoco del sentido del humor…

Estamos hablando de la Hipocresía.

A pesar de sus obvias connotaciones negativas, la hipocresía es un fruto de nuestro intelecto superior.

mascaras

La hipocresía ha adquirido tal nivel de refinamiento y elaboración en el ser humano y la tenemos tan arraigada en nuestro interior, que ha llegado a confundir nuestra visión de la realidad hasta límites insospechados.

Hemos alcanzado tal nivel de hipocresía existencial y estamos inmersos en tal nivel de confusión sobre la naturaleza de nuestras acciones, que llegamos a confundir el egoísmo más descarnado y abyecto con actitudes de amor y respeto que nada tienen que ver con la naturaleza real de nuestras acciones.

Uno de los ejemplos más flagrantes de ello lo vemos reflejado en nuestra relación con los animales.

Éste es un tema realmente duro de tratar, pues despierta reacciones encontradas y muchas veces viscerales, que huyen de toda capacidad de análisis frío y razonado.

Pero si tenemos el valor de ser sinceros con nosotros mismos, deberemos aceptar que la relación que nuestra especie mantiene con los otros animales de este planeta es sencillamente vergonzosa.

burros

Y no, el paso del tiempo no ha mejorado la situación: la ha empeorado.

A pesar de lo que mucha gente quiere creer, en la actualidad hemos alcanzado los mayores niveles de crueldad y vileza respecto al resto de animales, porque a diferencia de otras épocas o de civilizaciones anteriores, ahora nuestra relación con ellos está bañada en la más vomitiva de las hipocresías.

Ciertamente, para llegar al estado actual, hemos echado mano durante siglos de otra de nuestras “mejores creaciones intelectuales”: la arrogancia.

Nuestra arrogancia como especie nos ha llevado a creer que los demás animales son incapaces de sentir emociones, de pensar, de tener personalidad propia, de desarrollar elementos culturales o de comunicarse entre sí.

Y para llegar a tales conclusiones nos hemos basado en el hecho de que no somos capaces de comprobar la existencia de ninguna de estas características o elementos en los otros animales, simplemente porque no comprendemos cómo se expresan.

Eso nos ha permitido auto convencernos de la inferioridad de los demás animales y con ello hemos negado cualquier atisbo que los asemeje al ser humano.

Ha sido un acto de arrogancia interesada, que nos ha permitido vaciarlos de contenido y con ello hemos podido conceptualizarlos prácticamente como si fueran objetos que podemos manipular a nuestro antojo, sin tener que enfrentarnos a ningún sentimiento de culpa.

Gracias a la perfecta simbiosis entre arrogancia e hipocresía, nos hemos permitido la libertad de convertir a los animales en esclavos a nuestro servicio; de atarlos, encerrarlos, enjaularlos, maltratarlos o incluso, en la actualidad, matarlos en masa aplicando técnicas de asesinato industrial.

Y gracias a ese maravilloso instrumento intelectual llamado hipocresía, hemos conseguido tranquilizar nuestras conciencias, pues a nuestros actos les hemos aplicado la etiqueta de “necesidad económica o alimenticia” y en los casos más bajos y abyectos, el calificativo de “tradición y cultura”.

tauromaquia 2

LA FIESTA

Cuando hablamos de maltrato a los animales disfrazado de “tradición y cultura”, obviamente el ejemplo más paradigmático, vomitivo y repugnante de ello son las corridas de toros y otros festivales similares, en los que un conjunto de degenerados se reúnen para ver como una serie de personas torturan a un animal hasta matarlo.

No existe un espectáculo en todo el mundo que sea capaz de plasmar un nivel tan elevado de vileza, miseria humana y cobardía, como el que nos ofrece una corrida de toros.

tauromaquia-salvajismo-1

Mucha gente contraria a este infame espectáculo, tiende a focalizar sus iras sobre los toreros o las personas que saltan al ruedo a enfrentarse con el animal.

Pero si lo analizamos fríamente, y aunque resulte paradójico, el torero es quizás el único de los implicados que merece un mínimo respeto.

Sí, es cierto: se gana la vida torturando y matando animales, como esgrimirán los animalistas.

Pero seamos sinceros: eso no le aleja demasiado de un empleado de matadero, encargado de ejecutar diariamente a miles de cerdos, pollos o vacas indefensos, con la diferencia de que el “diestro” arriesga su integridad física con ello.

matadero-cerdos02

Aquí, los auténticos seres mezquinos y depravados son las personas que pagan dinero por asistir al espectáculo.

Un conjunto de cobardes, morbosos y sádicos que no tienen el valor de bajar a la arena a enfrentarse al toro para cumplir con esa “noble tradición que tanto dicen amar”.

Si realmente amaran la tauromaquia y la consideraran “un noble enfrentamiento entre el hombre y el animal”, tal y como ellos la califican, no se ocultarían tras altas barreras de madera, ni se sentarían en inaccesibles gradas a varios metros por encima del ruedo. Estarían abajo, en contacto directo con “la fiesta” y con el riesgo que conlleva.

6a00d8341bfb1653ef01a510e372b6970c

Y es que por más que lo nieguen, en lo más profundo de sus corazones, estos seres ruines e hipócritas albergan el deseo íntimo e inconfesable de que el toro cornee al diestro y le desgarre la carne, porque en el fondo le tienen envidia por ser capaz de matar al animal con sus propias manos.

tauromaquia

Así pues, una corrida de toros en el fondo no es más que un espejo en el que se miran los espectadores: un espejo en el que ven reflejado su propio sadismo y su execrable cobardía.

Y poco importa que quienes asistan a este espectáculo sean jueces, futbolistas, mandatarios o artistas, aunque se llamen Picasso, Hemingway o Joaquín Sabina: son una viva representación de lo más bajo de la especie humana y de su más descarnada hipocresía y falta de nobleza.

Es algo que cuesta de asimilar, pero que debemos aceptar como una de las grandes “maravillas de la naturaleza”: y es que alguien puede ser un depravado, un vil cobarde y un completo miserable y a la vez ser un gran artista.

img-9849

EL EXTERMINIO INDUSTRIALIZADO

Pero más allá del caso de las corridas de toros, que es un caso muy llamativo, pero que no deja de ser una representación residual, localista y provinciana de la indignidad humana, lo que realmente caracteriza en el mundo actual nuestra crueldad e hipocresía hacia los animales, es nuestra capacidad para aplicar técnicas industriales de asesinato masivo.

Somos uno de los pocos animales capaces de crear grandes cantidades de vida con el único objetivo de poder destruirla después y lo hacemos con una frialdad e indiferencia que deberían poner en duda muchos de esos supuestos principios morales y religiosos de los que tanto nos gusta hablar.

carne3vaca--478x300

Para nosotros, las gallinas, los cerdos o las vacas se han convertido en meras unidades proveedoras de proteínas y somos capaces de criarlos y hacinarlos de por vida en campos de exterminio sin tan solo llegar a plantearnos ni la más mínima duda sobre nuestra actitud ni sobre el dolor y el sufrimiento que causamos.

pollos

Nuestra capacidad de abstracción, impulsada por nuestra arrogancia y nuestra hipocresía, nos permite borrar de nuestras mentes la visión de los animales a nivel individual, para convertirlos en representaciones de las etiquetas que les aplicamos (“cerdos”, “pollos”, “terneras”), convirtiéndolos así en objetos animados.

Y al hacerlo, accionamos prácticamente los mismos mecanismos mentales que utilizamos cuando caracterizamos a un enemigo, lo clasificamos según su uniforme y lo etiquetamos como “comunista”, “judío”, “negro” o “francés” para arrebatarle así todo atisbo de individualidad o humanidad, borrar toda posibilidad de empatía con él y poder matarlo libremente en nombre de unos ideales, una bandera o una patria.

Es así de triste y terrorífico: en el fondo de nuestras mentes, acabamos utilizando la misma lógica para matar a un pollo que para matar a un enemigo, con la diferencia de que los animales están indefensos y podemos aplicar sobre ellos nuestras eficientes técnicas de exterminio industrial.

Y poco importa que regularmente surjan mil y un estudios científicos que demuestren que todos estos animales albergan muchos más parecidos con nosotros que los que creíamos inicialmente.

(pinchar en las imágenes para ir a los artículos)

captura justicia animales

captura gallinas

Ante la amenaza de un posible ataque de conciencia que remueva nuestras creencias y estructuras mentales, aplicamos rápidamente el mecanismo “etiquetador”, que nos permite clasificar a los animales en diferentes categorías y así podemos exterminar en masa a aquellos que nos conviene, mientras elevamos a la categoría de “mejores amigos” a los que mejor obedecen a nuestros intereses.

LA VERDAD SOBRE LOS ANIMALES DOMÉSTICOS

A estas alturas del artículo es posible que muchos de los lectores se muestren de acuerdo con mucho de lo expuesto.

Al fin y al cabo hemos tocado los “temas fáciles”: las corridas de toros, el exterminio industrializado en granjas y mataderos y a ello habríamos podido añadir los experimentos científicos con animales, todos ellos temas controvertidos y discutibles, pero para los que existe un argumentario sólido ampliamente defendido por los “defensores de los derechos animales”.

P21-31181

Pero existen otras ramificaciones en este tema, que como decíamos anteriormente, pueden provocar reacciones viscerales, pues tocan la fibra de nuestra más detestable y arraigada hipocresía.

¿Qué tal si abordamos sin tapujos la falsedad que rodea el mundo de los animales domésticos?

Empecemos a arrancar algunas máscaras de hipocresía.

la-farsa-1

Resulta indignante ver como alguien se autocalifica como “amante de los animales” simplemente porqué tiene un perro o un gato en su casa.

Un auténtico “amante de los animales” amaría a todos los animales sin distinción y no solo a determinadas especies domesticadas convertibles en mascotas.

Se preocuparía, no solamente por el bienestar de su bien amado perrito, sino por el de todos los perros, gatos, ratas, pájaros, mamíferos, reptiles e invertebrados del reino animal, fueran los que fueran y estuvieran donde estuvieran.

Un auténtico “amante de los animales” no podría estar acariciando plácidamente a su gatito sabiendo que miles de cerdos, potencialmente más inteligentes y cariñosos que su minino, viajan cada segundo por cintas transportadores camino de una muerte fría y cruel para acabar llenando finalmente su nevera, o que miles de simios, muchos de los cuales están dotados de más personalidad que algunos de sus amigos, son torturados en nombre del avance científico en laboratorios de todo el planeta.

captura estudio simios

Así, pues, por favor, no seamos tan rematadamente hipócritas y no insultemos nuestra inteligencia y la de los demás calificándonos a nosotros mismos de “amantes de los animales”.

La mayoría de nosotros no somos “amantes de los animales”, porque los animales en general nos importan un cuerno; lo único que nos importa son nuestras mascotas.

10_Promises_To_My_Dog01

Pero subamos un escalafón más en el nivel de hipocresía.

En la sociedad actual hay un número creciente de personas que prefieren antes a los animales de compañía que a los seres humanos.

Las redes están llenas de webs de amantes de los perros, en los que se califica a estos animales de “auténticos ángeles” y donde prácticamente son etiquetados como “seres superiores” a nosotros.

En algunos casos parece que estemos a los albores de una nueva religión canina.

Estas personas, muchas veces con una expresión cuasi mística en sus caras, como si acabaran de ver a la Virgen, no tienen ningún reparo en afirmar que “los perros son mejores que las personas”.

Y quizás tengan razón.

How-Do-I-Know-My-Dog-Loves-Me

Pero también existe otra opción: y es que en muchos de estos casos (no en todos, no generalizamos), prefieran relacionarse con perros que con personas por mera comodidad y por puro egoísmo.

Y es que las personas somos complejas, somos difíciles, contradictorias, podemos causar dolor con nuestras decisiones y actitudes y exigimos un nivel de compromiso, esfuerzo intelectual y sacrificio que jamás exigirá un perro.

Así pues, quizás detrás de este exacerbado amor a los perros, lo que se oculte realmente sea comodidad, miedo, incapacidad para sentir empatía hacia los demás y un profundo egoísmo disfrazado de amor a los animales, con el que este tipo de personas encuentran el subterfugio perfecto para huir de todo compromiso con otros seres humanos.

ValentinesDog5_5F00_450

Simple y llanamente, prefieren la compañía de perros, porque son más fáciles de tratar que las personas: sus respuestas son predecibles y permiten depositar sobre ellos cariño y buenos sentimientos, obteniendo a cambio una recompensa instantánea también en forma de cariño por parte del animal.

Son “fast food” emocional; una forma rápida y cómoda de obtener alimento emocional sin verse obligados a meterse en la cocina de las relaciones humanas, donde uno se ve obligado a elaborar complicadas recetas que pueden salir mal.

Así pues, arranquemos también esta máscara de hipocresía.

Vivimos en una sociedad donde hay gente que cuida a sus perros como si fueran hijos o miembros de sus familias, pero en cambio abandona a sus padres en residencias de ancianos, como si fueran pollos de granja esperando “su turno”.

burro-aplastado-por-su-mercancia

LA PROPIEDAD SOBRE LOS ANIMALES

Como decíamos en un artículo anterior, en nuestra mente hemos creado un concepto ficticio que nos ha llevado a considerarnos propietarios de todo cuanto hay en este planeta.

Creemos que el planeta entero y todo lo que alberga está a nuestro servicio.

Y los animales domésticos son un buen ejemplo de ello, a pesar de que mucha gente se niegue a aceptarlo.

Porque en realidad, las mascotas que tenemos en nuestras casas y que tanto simulamos estimar, no son nada mas que un producto para nosotros. Un producto de nuestra propiedad, como lo es una lavadora o unos pantalones.

Y como todo buen producto a nuestro servicio, debe cumplir una función que nos resulte útil.

Y esa función es hacernos compañía y ofrecernos dosis de afecto gratuito y fácil, sin las ataduras y complicaciones que entrañan las relaciones humanas.

Así es como le robamos la inmensidad del mar a pececitos de colores y los enclaustramos en pequeñas peceras con ridículos elementos decorativos o le robamos la inmensidad del cielo a los pájaros y los encerramos en jaulas minúsculas en las cuales asistimos fascinados al bonito espectáculo de su desesperación.

jaula-para-canarios-diseno-italiano-hlw-3825-MLM71789308_7525-F

Porque para nosotros son simples productos. Productos que compramos en tiendas dedicadas al secuestro profesional.

Y esto nos ha llevado a vivir en ciudades repletas de prisioneros.

Gatos y perros condenados a cadena perpetua en pisos reducidos, con derecho a un par de paseos diarios y al beneficio de algún capricho jugoso entre ración y ración de pienso.

Y ya en el colmo de nuestro egoísmo y repugnante hipocresía, los castramos con la excusa de “ahorrarles el sufrimiento” que implica el deseo sexual que no podrán ver satisfecho, cuando en realidad lo hacemos para que cumplan, como esclavos sumisos, con su misión de hacernos sentir bien, sin tener que sufrir nosotros la incomodidad de sus necesidades reproductivas.

De forma hipócrita e innoble nos decimos a nosotros mismos que es “lo mejor para ellos” y nos convencemos de que somos lo mejor que les ha podido ocurrir a esos animales, pues les damos “mucho amor” y una “buena vida”.

Sin duda es la vida que todos soñamos tener, ¿no?

Cadena perpetua en una pequeña cárcel, pienso diario, castrados sin derecho a las relaciones sexuales y programados para amar a nuestros carceleros, que nos premian con caricias y carantoñas en nuestra celda.

Un sueño hecho realidad…

¡Cuánto cinismo!

¡Cuánta hipocresía!

parque-zoologico-de-chapultepe

Es bajo pretextos como estos, que educamos a nuestros hijos llevándolos al zoológico, esa horrenda cárcel repleta de presos de todo el mundo, perfectamente clasificados y expuestos para nuestro apático disfrute.

Así es como programamos a nuestros descendientes, desde bien pequeñitos, para que el día de mañana también sean carceleros y no lleguen a plantearse el auténtico sentido de sus actos, programados para confundir su monstruoso egoísmo con un supuesto “amor a los animales”.

¡Ya basta de tanta hipocresía!

Afrontemos la naturaleza de nuestros actos.

Sin subterfugios, ni excusas.

Digamos las cosas por su nombre, de una vez por todas.

Digamos que los animales son de nuestra propiedad y están a nuestro servicio.

Que tienen diferentes funciones como cualquier producto que adquirimos en una tienda.

Que algunos son para nuestro disfrute visual, otros porque da placer acariciarles y otros porque están ricos cuando nos los comemos.

2279022178_87be3a7843_b
Y que nos importa muy poco lo que sienten.

Digamos que tenemos un perro porque necesitamos un objeto animado sobre el que depositar cariño y que nos suministre dosis de afecto gratuito sin pedir nada complicado a cambio.

Porque jamás nos dice nada que nos ofenda, ni nos recrimina nuestros fallos ni defectos.

Porque quizás seamos unos miserables, unos cobardes o unos mal nacidos, pero él no lo sabe y siempre nos da la razón.

Porque gracias a su obediencia servil, nos sentimos poderosos y eso nos permite ocultar nuestra patética vida de sumisión.

bulldogtongue.preview
Digamos que lo castramos para que no nos moleste e impedimos su sexualidad y sus relaciones porque nos resultan incómodas.

Digamos que nos auto programamos para amarlo y llorarlo cuando sufra, pero que haremos lo que sea necesario para que nunca sea libre y no nos deje solos.

Porque ante todo, es NUESTRO.

9144-944-550

De nuestra propiedad.

Como el coche, el televisor o las zapatillas.

Y digamos que aunque tengamos en gran estima a nuestro coche, cuando se haga viejo, lo sustituiremos por otro.

Y que con el perro, haremos lo mismo, porque tiene una función que cumplir: servirnos.

Esta es la realidad.

Y poco tiene que ver con el presunto “amor a los animales”.

birdcages

¿Qué significa realmente amar a los animales?

Amar a los animales es amar lo que son en sí mismos y no la función que cumplen para nosotros.

Amar a los animales es amar su libertad. Y eso implica saber y aceptar que no están a nuestro servicio.

Que no han nacido para “lamernos el trasero” cuando nosotros lo necesitemos.

Que no han nacido para que podamos acariciar su suave pelaje cuando a nosotros nos apetezca.
Que debemos aceptar que vivirán su vida como a ellos les plazca y dónde les plazca.

Que los pájaros volarán libres y nos costará ver sus plumaje y que nos tendremos que conformar con escuchar sus cantos, ocultos entre las ramas.

Que sabremos que los pececitos de colores nadan entre los corales, a pesar de no poder verlos.

Que las que ahora son nuestras mascotas corretearan libres por bosques o prados y se reproducirán libremente, lejos de nuestra mirada y de nuestro control.

Que pasarán frío, hambre y sentirán dolor, pero que también podrán disponer libremente de su tiempo de vida como ellos decidan.

Y que libremente devorarán o serán devorados, como debe ser.

En definitiva, deberemos aceptar que no son de nuestra propiedad.

Como tampoco lo son los mares, ni las montañas.

Como en realidad no lo es nada.

Pero si al final no somos capaces de soportar la auténtica realidad de la naturaleza, si al final preferimos seguir creyendo que los animales son de nuestra propiedad y que están a nuestro servicio, al menos tengamos la decencia de no ser tan asquerosamente hipócritas…

GAZZETTA DEL APOCALIPSIS

Anuncios

63 comentarios el “UNA REFLEXIÓN DEMASIADO INCÓMODA

  1. Hace tiempo que vengo enfrentandome con la gente que tiene mascotas. Mostrando la esclavitud a la que los mantienen, su miedo a relacionarse con otros seres humanos y su uso como simples productos. Todo muy bien explicado aqui. Otro punto interesante de los amantes de los animales son aquellos ecologistas, siempre tan preocupados en salvar especies parecidas al Homo sapiens (es decir mamiferos) mientras envenenan insectos a diestra y siniestra. Pero como no son animales tambien? Felicitaciones por el Blog.

  2. No he podido evitar llorar amargamente al emocionarme con el anáiisis de este autor o autora desconocido y a quien leo con gran interés. Es un inteligente análisis de la relación que mantenemos con los animales y estoy de acuerdo totalmente. Desde que leo este blog, siento que no soy un bicho raro en esta sociedad. Siempre salgo fortalecida espiritualmente de cada artículo que leo, porque siento que hay alguien muy cercano a mi. Gracias por todo lo que aportas, es lo único que puedo decir.

  3. Este es el único blog en el que me detengo a leer los comentarios (Aunque a veces leo los otros para comprender bien lo que no soy ni quiero ser). Y lo hago para saber si realmente somos dos, tu escritor/a y yo solos en este mundo o si por lo contrario hay más gente que conecte contigo y por lo tanto con nosotros. Ya veo/véis/vemos que no estamos solos.

    Me remueve leerte y me conecta con mi esencia. Con esa versión que me dice que soy hipócrita, qué me invita a cuestionar. Pero sobre todo me generas una sensación de esperanza. ¿Cómo te podemos ayudar a que sigas? Yo ya he donado y puedo donar más, pero ¿cómo colaboramos a que tengas el espacio que necesitas? GRACIAS por ser.

    • La mejor colaboracion que pueda hacer es no comer carne, y no mirar program as de TV en pasarelas de los animales.
      E invita tus amistades a hacer lo mismo.

  4. Desgraciadamente no se le entiende nada,
    las letras son ilegibles a entre tantas imagenes
    El tema es interesante y creo el mejor que se ha
    tratando en este blog pues es real y no tan
    paranoica como otros que han publicado
    desgraciadamente como dije antes no lo pude leer,
    solo vi las fotos, las letras no se distinguen

  5. vaya despues de escribir el anterior comentario
    y unos 10 minutos despues de ver esta página
    por fin se apareció el fondo blanco con el que si
    se puede leer bien la página
    Por si es de interés para los creadores del sitio
    desde qué tengo mi móvil con internet
    (iPhone e ipad) accedo al internet con estos el
    90% de las veces, ya la compu la utilizo solo para
    trabajar y casi siempre offline
    digo a lo mejor habría que adaptar el sitio para
    usuarios como yo 😜😜

  6. Aunque es completamente cierto lo que se dice aquí ( y es cierto, no puedo contradecirlo en nada), no basta sólo con eso. Es cierto que los que leemos este blog, y gracias a la enorme labor del autor o autora, podemos reflexionar sobre este y otros muchos temas, pero, sencillamente, con eso apenas hacemos nada. Aunque nosotros efectivamente abramos los ojos, amemos de verdad a los animales, a todos (o los odiemos, y pensemos que son de nuestra propiedad exclusiva), seguirá habiendo una gran mayoría de personas que nos ignorarán, probablemente porque tienen miedo de la verdad.
    Es cierto que hablando a los demás de este grandísimo blog podemos ayudar, pero se necesita algún tipo de asociación, grupo, o lo que sea, para tratar y hacer valer nuestras voces, y hacer ver a los demás la cruda realidad, y más sobre temas que, para mí (como eco-fascista que soy) son de vital importancia, y de urgentísima intervención.
    Felicitar, para finalizar, una vez más, al escritor o escritora del blog por su estupendo trabajo, y esperemos que esto cambie pronto (yo, al menos, trabajaré activamente para que así sea)

    • Yo estoy ello compañera ,estoy muy liado de tiempo pero mi próximo proyecto es precisamente eso ,un lugar donde poder debatir y fomentar los artículos de la gazeta y poder añadir propuestas y argumentos y así poder organizarnos mejor ,porque como tu dices si , nosotros reflexionamos ¿pero el resto del mundo que no ven nada de esto ,que hacemos con ellos ?

      Tal vez cuando sea una decisión de supervivencia en dejarles seguir llevando las riendas de la humanidad hacia nuestro exterminio ya sea ecológico ,cultural o real ,sea cuando sea demasiado tarde para intentar imponerles los criterios correctos ,porque esta claro que o no los saben o les importan un pimiento.

  7. Muchas Gracias por este nuevo texto que ha publicado Gazzeta Apocaliptica.

    No lo he leido aun, pero quise manifestar mi agradecimiento de antemano.

    Disfruto los textos que se comparten aqui. No por estar al 100% de acuerdo siempre pero si porque me invitan a cuestionarme profundamente ciertas cuestiones que todos en mayor o menor medida experimentamos en nuestro mundo interior.

    Amerita leerlo con la atencion y tiempo debidos.

    Luego de mi jornada laboral, procurare leerlo en profundidad y silencio.

    Hare un comentario pertinente si asi me lo indicara mi deseo de compartir mi sentir y creencia personal, interactuando con otras voces, pasiva o activamente. En silencio o a viva voz.

    Saludos

    Pat

    • Es uno de los mejores textos escritos y publicados en Gazzeta.

      Muchisimas gracias por haber expresado en forma tan clara y tajante la hipocresia aberrante, cobarde,abominable y miserable del egoismo humano en relacion a los animales.

      Gracias por haber narrado en detalle absoluto como la crueldad humana ha convertido a los animales en esclavos torturados, explotados, parasitados, mutilados, profanados, secuestrados y asesinados en masa.

      Gracias por llamar a las cosas por su verdadero nombre.

      No se quien es el autor de este texto, pero le agradezco muchisimo a su autor que lo haya escrito y publicado aqui.

      Excelente texto tanto en forma como en contenido.

      Pat

      • Los dos comentarios anteriores son mios. El hombre, el ser humano, es el depredador mas siniestro y abominable que camina sobre la faz de la tierra y no parara hasta destruir toda la vida en sus multiples manifestaciones, incluyendose a si mismo.

        Pat

      • Los dos comentarios anteriores son mios,

        El hombre, el ser humano es la criatura mas siniestra y abominable, el peor depredador que camina por la faz de la tierra.

        Destruye a su paso todo lo que encuentra, sin piedad, sin misericordia, con la mayor indolencia e indiferencia.

        No parara hasta destruir toda la vida en sus multiples manifestaciones, incluyendose a si mismo.

        Pat

  8. Ese “sentido de la propiedad”, arrogancia e hipocresía responde a nuestro antropocentrismo. Lo paradójico es que somos incapaces de relacionar “nuestro natural dominio” sobre otros, tanto da que sean animales, espacios u otras personas “de nuestra propiedad” o “a nuestro cargo” con el que otros ejercen “su natural dominio” sobre nosotros.

    Tanto a nivel no-NWO (tanto da que sean “lagartos”, sionistas o esa “élite”) como a niveles más cotidianos (el jefe, el estado, la banca, las grandes corporaciones), nuestra queja podría ser similar a la que las víctimas de nuestra arrogancia e hipocresía puedan tener con nosotros. Pretendemos un mundo más justo y ser liberados de tiranías… tan sólo hasta donde nosotros somos las víctimas.

    “Esas élites” (da igual la forma que adopten en nuestro imaginario particular), nos consideran de “su propiedad” o en su defecto, sujetos cuyo único sentido es proporcionarles beneficio. Nuestra hipocresía es tal que esperamos que “la justicia” llegue a nuestras vidas empezando por quienes nos hacen sus víctimas… jamás sometemos a consideración que únicamente recibimos el mismo trato que otorgamos a otros que consideramos inferiores o de “nuestra propiedad”.

    Enhorabuena por este magnífico blog. Un abrazo.

  9. De acuerdo. Creo que es parte de la nueva personalidad que se esta vendiendo, la de protector de animales, por lo que el término va polarizandose rápidamente. Quizá como parte distractora del vacío emocional y espiritual que podamos llegar a sentir, y que la religión ya no satisface.
    En fin, saludos

  10. Sensacional, absolutamente sensacional. Creo que es el primer artículo que guardo en favoritos, eso sí, quiero especificar una cosa, soy Vegano y por supuesto estoy completamente a favor de la esterilización, al menos en España, porque la superpoblación es escandalosa, y mientras no exista una elevada conciencia en este sentido, no esterilizar es perpetuar el sufrimiento y la masacre. Ojalá pronto saquemos a los dos partidos políticos más maltratadores que existen (PPSOE) para poder llevar a cabo cosas tan sencillas como:

    1-Completamente prohibido vender en las tiendas animales no humanos
    2-Completamente prohibida la cría hasta que se solucione el problema de la superpoblación de perros y gatos
    3-Controlar al mismo tiempo las colonias de gatos e ir vaciando las perreras hasta exterminarlas para que sólo queden protectoras con servicios de calidad que estén únicamente para casos excepcionales tales como gente que pasa apuros económicos, pierde su casa y no le queda otra que dejar al perro en un refugio para que busque un nuevo hogar, o cuando los humanos pierden la vida y ellos se quedan solos, que tengan techo, comida y búsqueda de nueva familia garantizada.

    A partir de aquí sí, por supuesto, lo idóneo es que vivan en casas con terreno y sin esterilizar pero siempre claro con una gestión responsable de los humanos a cargo, ya que de la misma manera que no dejarías abierta la puerta de la calle a un niño que no conoce las circunstancias sociales, no puedes hacerlo con un gato y menos cuando está en celo. No confundamos amor por la naturaleza con irresponsabilidad social, porque recuerdo que también a nosotros nos gustaría tener relaciones sexuales sin parar y sin tomar precauciones y no lo hacemos, o nos gustaría a lo mejor trabajar menos y tener más libertad o que las normas sociales fueran diferentes, pero la libertad para todos, siempre está condicionada para intentar que exista un equilibrio.

    Un saludo y lo dicho, entusiasmado con el artículo

  11. Ignoro si hay algún creyente por aquí. Desde luego el artículo, chapeau, Inapelable. Son verdades como puños.
    Los animales son una creación del Altísimo, y Él sólo nos ha dado derecho a matarlos para alimentarnos. De este derecho se derivan obligaciones implícitas, como la de tratarlos con respeto y dignidad hasta el momento del sacrificio, y si hacemos esto, Le glorificamos. Quien agrede por ira o por placer a los animales, quienes los humillan, o quienes los torturan por divertimento, ofende gravísimamente a Dios y pagará severamente las consecuencias. Es tan sencillo de comprender.
    Alguno preguntará ¿y qué pasa con los animales que se utilizan para transporte? ¿o los que se emplean para sacarles rendimiento como por ejemplo, lácteos? Pues la respuesta es la misma, con respeto y trato digno, el animal puede llevar una vida tranquila y en sosegada coexistencia con el hombre, porque el Señor dijo que podíamos enseñorearnos de la Tierra, pero no abusar de ella ni atormentar a las demás criaturas.

  12. La hipocresía es parte intrínseca del ser humano. Como tantas otras características de nuestra especie. Por tanto, el intento de reflexión que hace este texto, sobre esta cualidad innata de nuestra especie, resulta un tanto absurdo, por lo que el resultado es más bien esperpéntico. Y digo así, porque resulta ridículo hacer semejante autocrítica, a sabiendas de que somos una especie depredadora. No podemos desligarnos de la hipocresía, porque forma parte de nosotros, operando como un defecto de nuestra imperfecta especie. Lo que sí podemos hacer es tratar de contrarestarla con otras cualidades de nuestra especie, denominadas virtudes. Así es el ser humano; tan ambiguo, tan contradictorio, tan indefenso ante sí mismo. Porque sentimos el vacío de ser lo que somos sin haberlo elegido. Cargamos con nuestra existencia como si de una imposición se tratara. Y cierto es que no nos consta que alguien nos pidiera consentimiento a la hora de nacer. De modo que vivimos de esta manera imperfecta; pero también, sin duda, en un mundo igualmente imperfecto y traumático. La hipocresía se convierte al final, en un arma para poder ser lo que somos, sin tener remordimiento. Y en este sentido es algo positivo. No se puede asumir lo que el autor del texto pretende, porque entonces optaríamos todos por el suicidio inmediato. Y debemos reconocer que por más sensibles que queramos mostrarnos, siempre saldrá a relucir nuestra naturaleza depredadora. A todos, o a muchos, nos encanta comer jamón serrano. De hecho es un alimento muy completo para nuestro organismo. Y de una gran exquisitez. ¿Hay que indultar a los cerdos? De la misma manera nos encanta el pan. Y este proviene del trigo. Y como muchos otros cultivos, se siembran para luego ser arrancados de la tierra, y servirnos de sustento. ¿Acaso entonces no son las plantas también seres vivos que no quieren ser utilizados? Pues si a estas dos cuestiones que he puesto de ejemplo respondemos afirmativamente, estaríamos hablando de un gran suicidio colectivo de nuestra especie. Yo me inclino por tratar bien al cerdo, y darle una vida digna e incluso hacerle saber de alguna manera, de que está contribuyendo a mi supervivencia. Igualmente a otras especies o plantas que utilizamos en beneficio propio. Hay que restar crueldad a nuestras acciones. Esto es todo lo que podemos hacer. Lo demás es asumir nuestros propios límites. Y si existe Dios, el creador de este mundo, ya tenemos a quién culpar de nuestra desgraciada existencia. No nos quiera usted cargar con reflexiones partiendo de un mal planteamiento. Eso ya lo suelen hacer las religiones, las sectas, y demás predicadores que pretenden manipular a una mayoría a través de un sentimiento de culpa. ¿Es el autor de este texto un manipulador? Tengo mis sospechas. ¿Trabaja para la CIA u otra Central de Inteligencia? Usted sabrá. Pero a mí personalmente, no me la cuela. Y que sepa que soy feliz comiendo jamón serrano, teniendo plantas en macetas que dan vida a mi casa, y acariciando a mis mascotas. Sin duda el beneficio es mutuo, y eso ni usted ni nadie lo puede cuestionar.

    • Eso es completamente falso:
      Primero, no somos, ni tú, ni yo, ni nadie, dueños del cerdo al que vamos a matar (que dentro de lo que cabe, tendrá suerte si lo hacemos como fuente de subsistencia de manera casi necesaria y no como objeto sólo útil para darnos de comer o, lo que es peor, para hacernos ganar unas “moneditas”); nadie es dueño de nada, y si fuese al contrario, y fuese el cerdo el que te quisiera matar a ti, harías lo que fuese para poder sobrevivir, al fin y al cabo, es lo natural. Ese sentido de la propiedad es algo insano que se debe erradicar. Basta ya de esas muertes de animales que mueren de manera cruel e inhumana por sus “amos”. Basta de matanzas en serie de animales “por el bien común”, o deforestaciones “para que un país pueda sobrevivir”. Son ideas que no tienen base, y que sólo las personas que no tienen conciencia son capaces de ejecutar.
      Segundo, no sólo podemos esperar a que todo esto termine, a que cada día más y más especies se extingan, a que, aunque otras sobrevivan, se les prive de un espacio que, ya que nos gusta tanto hablar de propiedad, es de la suya. Esta idea es de lo peor que se puede pensar, la resignación a hacer algo sin antes haber intentado solucionarlo. A mí, personalmente, me parece algo inconcebible que cada día seres, también humanos, mueran cada día porque una empresa lo ha decidido así, o porque ha habido un accidente que prevenirlo hubiera costado mover un dedo, que, mientras, y a costa de las demás especies, e incluyendo la nuestra, por culpa de gente que no quiere abrir los ojos, casi siempre por miedo, prefiera darle no sólo su vida, que estaría en su derecho, al “estado”, sino también las de los demás.
      Espero, sinceramente, que sea cada vez menos la gente que piense como tú, aunque es cierto que todo seguirá igual pase lo que pase, pues la mayoría de personas se negarán a aceptar la verdad, como siempre ocurre. Aún así, haré todo lo que esté en mi mano para erradicar este pensamiento, y espero no estar solo.

    • Pues yo apoyo tu comentario Pablo Martín
      Haces un buen análisis frió y meditado. Y aquí la mayoría de comentaristas se deja llevar por las emociones enseguida, y rápidamente argumentan que si nada es propiedad de nadie que si ta o cual… Se les llena la boca hablando del ser humano como el ser malvado por antonomasia.
      Que razón tenia aquel que me dijo una vez que en el futuro los loqueros y los psiquiatras se iban a hacer de oro.
      Pero no son capaces de llegar a un análisis mas profundo, porque a muchos le cuesta asumir la percepción tan limitada que tenemos de los acontecimientos y la realidad en general y como consecuencia somos fácilmente manipula bles. Sobretodo cuando se alude a lo visceral.
      Y ya dejo patente, que quien venga a mi casa argumentando que me va a echar porque la propiedad no existe, se las va a ver con toda mi furia humana 😛 jejeje.
      Cruzo los dedos porque la gente no se deje manipular y sepan ver detrás de lo aparente.

    • Que tu seas hipócrita, no quiere decir que todos seamos hipócritas, que seas tan débil e indefenso no quiere decir que todos seamos asi, todo lo que dices es para describirte a ti mismo. Una cosa es que no puedas hacer el esfuerzo y que no tengas la valentía para controlarte, conocerte y transformarte; y otra cosa es que todos lo seres humanos sean como tu. En mi caso, ya casi no existen estos impulsos del ser humano de los cuales hablas, y si llego a tener alguno de estos impulsos, los puedo controlar, entender y transformar. Si un ser humano puede llegar a lograr esto, todos lo seres humanos pueden llegar a hacerlo. y no soy solo yo el que me he transformado, hay muchísimos seres humanos que se han dado cuenta de sus errores y hacen lo mayor posible por cambiarse a si mismos. Y no me arrepiento de nada, ahorita soy mas feliz, saludable, seguro, amoroso, con mejores relaciones y sin remordimientos. Te invito a que hagas el intento. Un abrazo

      • Exacto luis, comparto tu sentir. Yo m cambio y m transformo cada vez q veo algo q no m gusta d mi o q dejo de representarme como quien elijo ser.

        Es como decis, este pablo martin solo se describe a si mismo, queriendose consolar (sin exito) pensando q todos son como el. Se equivoca, EL ES ASI, no los demas…

    • Pablo Martín, es muy llamativa tu reacción ante una exposición de simples hechos actuales y pasados, tu reacción se me figura como la representación de temor por quedar sin “comida”. El articulo en sí se puede resumir a base de su titulo Hipocresía que en la actualidad mayoritariamente el conglomerado humano dice una cosa de los animales pero realiza una acción totalmente contraria a lo que expreso en algún momento.Tu dices que la hipocresía es una característica humana y tienes razón ya que pertenece al ego, y esa característica esta asociada al autoengaño …y por lo tanto quien elige ser hipocritá de sus propias concepciones es un ser encarcelado en su ego y de muy corta visión de su realidad. Nadie dice que se “deje de comer carne”, excepto que lo decida personalmente; solo se resalta que por lo menos se amplie la visión y se pueda ver al menos el sacrificio del animal como un acto de servicio al ser humano. Entonces por que verlo desde el angulo de la Hipocrecía el alimentarnos de nuestros animales …por que no dar un paso mas alto en la conciencia y ver con “agradecimiento” el servicio que ellos aportan a todos nosotros no solo como alimentos sino en multiples actividades de nuestro trajinar diario. Tambien dices que la hipocrecía es un “arma” (puede que seas activo cazador deportivo para usar ese termino ??? ) que sirve para estar sin remordimiento “y esto es muy positivo” …realmente pienso que es muy denigrante la persona que oculta sus dolores y miserias sin hacerles frente, es como barrer hacia adentro de la propia casa todos los desechos y residuos mostrando el frente engañosamente con hipocrecía . Dices que la naturaleza del ser humano es depredadora …yo digo el ser humano Es Todo las emociones y sentimientos, lo importante esta en que “eliges” ser : depredador o amoroso, lo mas alto y luminoso o lo mas bajo y oscuro , por lo tanto lo vital esta en la elección de Ser y ello es totalmente personal …no podemos ser hipocritás y decir que “alguien o algo nos impuso ser de una forma en particular” .Lo mejor para todos.

  13. Alguien dijo :si te gusta oir cantar a los pajaros,planta arboles,en vez de comprar jaulas…
    Con respecto a las pieles,por suerte se inventaron las sinteticas…aqui las mujeres ,que se supone que deben tener mas empatia con la vida,porque ellas la paren,prefieren usar pieles naturales.Se matan focas preñadas,porque la piel del neonato es mas fina y suave…
    Con respecto a la proteina animal,aunque es reemplazable por la proteina vegetal,me entere que hay investigaciones para crear tejido organico animal en laboratorio…
    Con respecto a las mascotas,es un tema…mi perro es viejo,vive porque le doy de comer,lo cuido de las enfermedades,le doy cariño y morira como vivio,con una vida buena…en la naturaleza,hubiera muerto sufriendo,tal vez de hambre o desgarrado por otros animales…
    Si despues que me vaya a la quinta del ñato,viene algun dios y me pregunta si quiero volver a vivir,le responderia que si,pero en un planeta en donde no existan los CARNIVOROS,un planeta poblado solo por HERVIBOROS…(y sin capitalismo,pero con socialismo)…

    • Permíteme que dé mi opinión.
      Estoy de acuerdo contigo en que es horrible como mínimo que se maten animales no para sobrevivir, sino como casi “diversión”, pero que se hayan creado las pieles sintéticas no es mejor. Es cierto que puede que así no se maten animales, pero ha habido que hacerlo para que a alguien se le ocurriese ese tipo de negocio: este tipo de soluciones no nos valen.
      Es el pensamiento, de que se necesitan unos zapatos muy bonitos, o esa ropa de marca, para ser alguien, para importarle a alguien, y que no te importe el sufrimiento ajeno. Es repugnante.
      En cuanto a lo de las mascotas, para mi punto de vista, no estás en lo cierto, y esa cuestión es extrapolable a nuestras vidas, por ejemplo:
      Suponemos que, desde que nacemos, nos encierran en un patio pequeño (algo que no es muy diferente a la realidad). Día tras día, nos alimentan y cuidan con sumo cariño, pero como seres libres que somos, queremos gozar de esa libertad. Si lo intentamos, descubrimos que no podemos. Efectivamente, tenemos toda la vida arreglada: Nos dan de beber y comer, tenemos donde dormir calentitos, y otras muchas ventajas, pero no podemos salir de allí ni una sola vez en la vida. ¿De verdad vale la pena? De la otra manera, viviríamos luchando por nuestra supervivencia, por alimentarnos, y por defendernos ante otros seres, pero obtendríamos a cambio el poder de decidir qué hacer, para bien o para mal, y si es cierto que probablemente suframos más que de la otra manera, pero aún así, yo lo prefiero.
      Por último, un planeta sólo poblado por seres herbívoros es, sencillamente, insostenible. Investígalo si quieres.
      Decir otra vez que ésta sólo es mi opinión, y no intento ridiculizar la tuya.

  14. Me encanta este blog…
    Ya no me cabe en la cabeza todo el tiempo que he pasado sin descubrirlo.
    Me hace ser consciente constantemente del pedazo de POLLÓN que tengo entre mis piernas. Leo artículos como este, y leo los comentarios y me llegan profundamente, me hacen recapacitar… cómo es posible que tenga este pedazo de nabaco y probablemente todos los que comentan o leen esto tengan rabos ridículos….
    Lo dicho, enhorabuena por el blog. Consigue que te realmente medites sobre temas muy profundos de la vida, como es el tamaño de mi cipotaco.
    Saludos

  15. No podemos dudar de que los animales tienen emociones y sienten dolor, placer, etc, es decir tienen un mundo anímico que comparten con nosotros, pero tampoco podemos dudar de que no tienen la posibilidad de PENSAR, crear conceptos, reflexionar, desarrollar una cultura, etc. como el ser humano, ya que carecen de una individualidad, aunque en algunos casos lo parezca. Cada especie animal es “dirigida” desde “fuera” del mundo material por una especie de “alma grupo”, no encarnada, que les condiciona a través del instinto.
    El ser humano, de momento, es incapaz de poder “crear” vida, aunque si manipularla y destruirla, actuando “científicamente” sobre la ya existente, es decir en el mundo de lo inorgánico.
    El hombre no forma parte de los animales, aunque tenga una parte de “animal”, ya que posee un componente “espiritual”, un YO o autoconsciencia individual que le permite actuar sobre los demás seres de la creación, incluyendo a sus congéneres, con una crueldad o bondad extremas, a años luz de las posibilidades de los animales.
    En este sentido podemos considerar a Darwin como uno de los responsables de la deshumanización actual, muy a su pesar, dada la trascendencia de su “teoría de la evolución”, que consigue rebajar al ser humano a la categoría de meramente animal para su explotación, junto con los animales, convirtiéndose en la teoría científica más cómoda y útil para los objetivos de manipulación y control por parte de los representantes del poder establecido.
    El anular la posibilidad de un Creador, destruyendo con ello el sentido de la existencia, del bien y del mal, permite la explotación más salvaje, no sólo de los animales, sino también de la mayor parte de la humanidad por una minoría desprovista de escrúpulos.
    Enhorabuena por el artículo.

  16. La saña con los reinos de la vida por un lado y por otro las entregas de amor y talento, son o serían manifestaciones naturales de la dualidad, el caso es que estaríamos condicionados o encarrilados hacia lo negativo, en donde el masivo maltrato psicológico del poder social concentrado en pocos es clave.

    En contraste, masivo buen trato psicológico provendría del poder social distribuido en todas y todos, lo que significa una administración social colectiva, compartida, responsabilidad, derechos, valores, despertar colectivo, etc. Es como se manifestaría el aspecto humano positivo en todo su esplendor, con fantásticos resultados. Saludos,

  17. Imagino que incluirás al ser humano como un animal más.

    Aplica tu anális a los seres humanos, y verás que tampoco nosotros somos libres.

    Yo prefiero no confundir la parte con el todo. La persona amante de los animales,
    pese a todo lo que denuncias, me merece por lo general, salvo excepciones,
    más respeto que los que no lo son. Y no se puede llevar tu argumento al absurdo.
    Tu mundo sería angelical. Por desgracia no lo es. Y siempre hay grados de implicación.
    No todos somos iguales, con nuestras contradicciones por supuesto.

    Un saludo. Yo no me regodeo con el sufrimiento de un animal, sea racional o no.

  18. Pablo Martin, estoy de acuerdo con tu análisis, me pareció muy acertado.
    A todos los demás ojo, que se puede ser hipócrita por intentar no serlo. Me pregunto, ¿en que están sentados? Espero que no sea un sillón de cuero. ¿tienen zapatos, o cartera, o cinto?? De que está hecho. ¿la maya del reloj? y así un montón de cosas. veamos como vivimos, somos hipócritas por naturaleza. y muchos de los comentarios leídos lo son. saludos

    • Eso no quita q puedas ver esos errores que mencionas, reconocerlos y luego transformarlos para beneficio d todos los seres con vida. Asi como tienes el poder de destruir y odiar tmb tienes el poder d construir y sanar.

      Asi como el humano puede hacer el mal, tambien luego d pasar por éste puede darse cuenta de q no quiere tomar mas ese camino, y asi tomar nueva conciencia y luego empezar a hacer el bien para beneficio d todos, sin perjudicar a nadie

    • Que nuestras contradicciones sean el medio para reconocer nuestros propios errores, admitirlos y enmendarlos una vez que los reconocimos, para así tomar nuevas acciones con nuestra nueva conciencia que vamos creando a medida que vamos madurando. Y así echar luz (sabiduría) sobre nuestra oscuridad (ignorancia)…

      Lo que no se reconoce es difícil cambiarlo, pero una vez que detectaste tus propias contradicciones podes transformar toda tu vida accionando (desde tu nueva conciencia) en pos del bien común de todo ser vivo…

      La decisión de cambiar es siempre tuya… TU ERES EL CREADOR DE TU PROPIA REALIDAD

  19. El artículo dice verdades pero me parece que todo se resume más en un tema de TOMAR CONSCIENCIA. A medida que uno evoluciona espiritualmente va adoptando formas de vida más sanas y equilibradas: ejemplo el veganismo.

    Discrepo por esto en la FORMA que el autor pretende comunicar su pensamiento más no en su CONTENIDO, excepto con el tema MASCOTAS que ya detallaré.

    No hace falta ser agresivo en conceptos: cinismo, hipocresía, egoísmo, cadena perpetua etc, el autor al ser tan radical parece un pastor evangélico que vocifera pestes de la propia especie a la cual pertenece. Es como un ejercicio de sadomasoquismo donde al leerlo todos nos autoflagelamos, pudiendo llegar a fantasear que nuestra única y mejor solución como especie es extingirnos, puesto que como depredadores que somos, merecemos como mínimo la muerte.

    Esto es lisa y llanamente una manipulación, pues mediante argumentos válidos buscan CULPABILIZARNOS por vivir como especie, nos coloca como enemigos de todo y en fin esto no es mas que un EUGENISMO ENCUBIERTO.

    Los que ya son conscientes del sufrimiento animal, seguramente ya sean veganos, los que no lo son este artículo no los hace cambiar de posición y así evolucionar, porque no se enseña agraviando, sino mostrando el camino más armonioso. Hasta parece un artículo de la ONU que busca que nos suicidemos con alegría por ser una peste andante.

    Respecto a los animales, los perros y gatos son domésticos, no son una propiedad, es un acto de verdadero amor amarlos, tenerlos y cuidarlos. Es en este punto FALSO, desde mí perspectiva, la opinión del autor. Estoy seguro que JAMÁS TUVO UN PERRO O GATO.

    Concuerdo que no es bueno tener de mascota a un pájaro, pez, etc, pero no un ANIMAL DOMÉSTICO. El autor se pierde así la enorme riqueza de reciprocidad emocional que con ellos se puede entablar.

    Para crear CONSCIENCIA hacia el sufrimiento animal no debe subirse al púlpito y vociferar como un pastor evangélico, puesto que en el fondo nos CULPABILIZA por simplemente respirar. Con información científica de las ventajas de comer vegetales y evitar los productos de origen animal más mirar documentales de sufrimiento animal industrial, con eso basta. Pero mostrar con amor y educación a las cosas. Sino caeremos en pésimas soluciones manipuladas de suicidio colectivo, y eso se llama, lisa y llanamente: MANIPULACIÓN Y PROVOCACIÓN.

    Atentamente, Refugioya.

  20. PD: Además no solo por ser veganos seremos superiores, sino también con nuestro compromiso y solidaridad con los otros seres humanos a los que podamos ayudar, pues no hay salvaciones individuales o egoístas, como sociedad somos un conjunto de seres en evolución progresiva.

  21. Creo que refugiona extrapola por completo todo lo que dice el autor o autora del artículo. Evalúa de” eugenismo encubierto” el contenido del artículo, y eso si que es una provocación. Dices de estar segura que la persona que ha escrito el blog seguro que no tiene moscata, pues bien ¿ es peiorativo no tener mascota ? No te confundas, hay muchas personas que debido al amor que sienten hacia los animales, prefieren no tenerlas en cautividad, encerrados en pequeños habitáculos y lejos de su habitat natural. Si tu comentario es para cuestionar la humanidad del autor dando por sentado que no tiene animales en su casa, deberías de hacerte la reflexión que te he apuntado. Yo no me identifico con tus argumentos, lo has cogido todo por los pelos y has intentando darle la vuelta sin conseguirlo.

  22. Grande, mis respetos y admiración por sus análisis, es el mejor blog en donde uno puede (así le rasgue las entrañas de la vergüenza) sincerarse consigo mismo.

    Sigan así, siempre espero y reviso impaciente mi mail para leer el siguiente artículo.
    Felicidades desde Ecuador.

  23. Pingback: UNA REFLEXIÓN DEMASIADO INCÓMODA | Las Tinieblas de la Mente

  24. Estoy completamente de acuerdo en casi todo lo que escribes. La cultura de las mascotas me parece absurda e hipócrita; sin embargo creo que los zoológicos, aunque coincido en que son horrendas cárceles, son la única alternativa que tenemos para que puedan seguir en este planeta algunas especies que hemos alterado o destruido, creo que dentro de esas instituciones hay personas que realmente aman a los animales y realizan trabajos de conservación que difícilmente se harían si no existieran.

    Por otro lado, también creo que los movimientos que impulsan el vegetarianismo también son ejemplo de hipocresía; la gente los sigue por ser solidaria con los animales cuando hay millones de seres humanos en el mundo que necesitan de nuestra “solidaridad”.

    • Ser vegetariano no es ser hipócrita, y no significa que por ser solidarios con los animales no lo sean con las personas. Yo soy vegano y estoy en contra de todas las injusticias: tanto las de los animales como las de los humanos, y soy solidario con TODA VIDA…

      ¿Qué te hizo pensar que quienes defienden a los animales no defienden también a los humanos?

      Quizás la hipocresía esté de tu lado, no queriendo realmente tomar un decisión importante en tu vida como cambiar una práctica alimenticia que fomenta el genocidio animal: el consumo de tortura y asesinato de animales. Entonces como no te animas a cambiar verdaderamente tu actitud promotora de la violencia animal (con la ingesta de sufrimiento), presumes maliciosamente (sin argumentos válidos) que quienes son vegetarianos no defienden otras injusticias humanas. No, mi querida Andrea, no es así. Es tu ego el que te quiere hacer creer eso para que sigas disfrutando de un buen cochinillo sin sentir culpa, acusando falsamente que los vegetarianos son “mala gente” porque sólo cuidan de los animales y no de los humanos jajajajjajaja ¿de veras que autoengañándote así logras dormir tranquila?

      Y los zoológicos son cárceles para animales, a quienes los han secuestrado y arrebatado de sus habitats naturales para encerrarlos en jaulas, y tu apoyas eso. El zoológico no es la única alternativa para preservarlos, todo lo contrario: es la única forma de encerrarlos y MATARLES su libertad y felicidad, su encierro es la causa de su desdicha y malestar… ¿Te gustaría que te encierren lejos de dónde vives y te pongan en una jaula para diversión de otros? Lo dudo…
      Vives en el mundo del revés, despierta por favor… es lamentable tu pensamiento…

      https://pbs.twimg.com/media/B8fN-cWCQAAnc6o.jpg:large

      • Querido Diógenes de Sinope: Agradezco mucho tu respuesta a mi comentario; precisamente digo que los zoológicos son unas cárceles; cito mi comentario: “sin embargo creo que los zoológicos, aunque coincido en que son horrendas cárceles, son la única alternativa que tenemos para que puedan seguir en este planeta algunas especies que hemos alterado o destruido, creo que dentro de esas instituciones hay personas que realmente aman a los animales y realizan trabajos de conservación que difícilmente se harían si no existieran.” De verdad pienso que son horribles y no los apoyo, aborrezco que otros lo vean como un espectáculo, simplemente reconozco que en ese tipo de instituciones hay gente buena y estudiosa que realmente hace algo por el bienestar y la conservación de los animales. En un país en vías de desarrollo como el que vivo, es triste que casi no haya otras opciones.

        Por otro lado, te cuento que yo también soy vegetariana, aunque critique a muchos vegetarianos que tienen actitudes que considero hipócritas, yo también lo soy: decidí serlo un día que iba en el tren lleno de gente, atascadísimo y me imaginé que los animales de granja que comemos viven exactamente igual ¡pero toda su vida! Investigué sobre el tema, leí un libro que se llama “Comer animales” que me enseñó mucho y me solidaricé con los animales, desde ahí no como carne porque sé que cada bistec o cada pieza de pollo es una expresión de sufrimiento.

        Me parece muy bien lo que piensas, lo respeto y nuevamente agradezco tu respuesta a mi comentario; realmente necesitamos del debate y del intercambio de opiniones para ser mejores seres humanos; lo que no me parece correcto es que seas tan duro en tus juicios: ¿sigues pensando que vivo el mundo al revés?

        • Hola Andrea, cito tu juicio y condena: “…creo que los movimientos que impulsan el vegetarianismo también son ejemplo de hipocresía; la gente los sigue por ser solidaria con los animales cuando hay millones de seres humanos en el mundo que necesitan de nuestra “solidaridad”.

          ¿Por qué condenas de hipócrita los movimientos vegetarianos (o veganos o en defensa de los animales) arguyendo maliciosamente (y presumiendo con arrogancia que conoces a tooodos los movimientos y a todas las personas de dichos movimientos) cuando la verdad es que tu alcance es limitado para conocer a todos?

          ¿Y de dónde sacaste la idea de que los vegetarianos NO se preocupan por los humanos? Que feo juicio y condena que has hecho ahí basándote en tus presunciones (o en tu limitada experiencia), una lástima…

          Y sobre los zoológicos dices que: “son la única alternativa que tenemos para que puedan seguir en este planeta algunas especies que hemos alterado o destruido”

          ay mamita, ¿no ves que una mejor alternativa que las carceles de zoológicos son liberarlos en reservas naturales enormes y por doquier en todo el mundo, sin el circo y la crueldad de los zoológicos que son a costa del sufrimiento y la libertad de seres para tu diversión?

          Y quienes trabajan en los zoológicos, que los desconozco, tendrían que saber que trabajan para someter a presos, y quizas algunos sean mejores “carceleros” que otros, pero un carcelero no deja de ser un carcelero.

          Adios querida Andrea, y sabelo que si comes derivados de animales (leche huevo queso etc) éstos animales son parte de la MISMA EXPLOTACIÓN y ASESINATO que se cometen en los mataderos, no te engañes pensando que cuando comes queso el animal al que explotaron (para que tu puedas comerlo) es libre en una granja sana y bien cuidada, no, los explotan y maltratan, es la MISMA EXPLOTACION Y CRUELDAD que los que matan para la carne… A no engañarse

          Y no te condeno mi querida andrea, solo respondo lo que siento y pienso…

          • a ver y si me gusta criar y querer a un perro y me entiendo mejor con él que con la gente. ¿cuál es el problema?. No le echen la culpa a los perritos de la miseria de la humanidad porque si comparamos los gastos en cosas lujosas destinadas para la comodidad de las personas, veremos que es insignificante lo que gastamos en el cuidado de nuestros animales, así es que este no es más que un ardid de la Iglesia católica y otras religiones para lavarse las manos como Poncio Pilato y que tienen gran responsabilidad en la pobreza y discriminación de muchos seres humanos. Si la Iglesia católica afirma que mucha gente se está muriendo de hambre. ¿por qué no se los puede alimentar con vegetales también, acaso es preciso que coman carne para saciar el hambre?. ¿Acaso no es de humanos, aprender a comprender el dolor que sienten otros seres vivos y procurar que lleven una vida mejor?. Si la gente tiene hambre, sed, frío, justicia, los animales también lo sienten. Son escasas las personas que invierten en excentricidades para animales que yo tampoco estoy de acuerdo pero de todos modos es su dinero, puede hacer con su dinero lo que le guste. Seamos sinceros lo que a estos lideres de la Iglesia Católica les molesta que nosotros aprendamos a querer a los animales y se nos olvide comer carne

  25. Aunque me alegra que se haya tocado este tema, pienso que no se apuntó directamente hacia lo que consumimos (que es muerte y sufrimiento), sino más enfocado a quienes tienen mascotas.

    Si Gazzetta hoy día sigue comiendo animales o derivados, entonces será la mayor demostración de hipocresía de cómo uno puede hablar de estos temas y seguir CAGÁNDOSE en los animales a diario cuando va a la carnicería, mostrando total indiferencia e inconciencia a diario, pero aparentando hipócritamente con este texto su comprensión y conciencia.

    Soy vegano, y demuestro mi amor por los animales con mis actos, no con mis palabras.

    Ojala me equivoque y el autor sea vegano, pero me huele a que no, ya que no hizo hincapié en nuestra ingesta, sino más bien direccionó su odio hacia los que “aman a las mascotas”: una forma hábil de no asumir verdaderamente el compromiso por los animales para direccionar el odio a un grupo específico (los “amantes de mascotas”), lavándose las manos en ese proceso de segregación y así no tener que modificar prácticas alimenticias que fomentan la crueldad industrial contra los animales. porque lo que más importa en este tema es:

    ¿QUÉ ES LO QUE COMEMOS A DIARIO? ¿DE DÓNDE VIENE?

    ¿POR QUÉ GAZZETTA NO INSISTIÓ O INFORMÓ SOBRE COMO EMPEZAR UNA DIETA VEGANA PARA SOLUCIONAR ESTA CRUELDAD (ya que si el mundo fuera vegano no existiría más crueldad ni explotación animal)?

    ¿POR QUÉ INSISTE EN QUE “ODIEMOS” (o segreguemos) A LOS QUE DICEN SER AMANTES DE MASCOTAS, Y NO SE ENFOCÓ EN QUE DEBEMOS CAMBIAR NUESTRAS PRÁCTICAS ALIMENTICIAS PARA TERMINAR CON EL GENOCIDIO ANIMAL?

  26. Pingback: La hipocresía del ser humano en su relación con los animales

  27. Cómo me aburrís las personas que tan bien sabéis como tiene que ser uno para no ser lo que vosotros decís. Dónde os dan el certificado de juiciosos y moralistas? Al carajo!

  28. Pingback: Una Reflexión Demasiado Incómoda | Gente Con Conciencia

  29. O sea, ser vegano es la solución a la hora de “amar a los animales “. Entonces cuando la leona se va a cazar una una gacela para alimentar a sus cachorros deberíamos decirle que los alimente de flores y verdura? A ver quien es el primero que se atreve a decirme que Yo no amo a los animales sin conocerme y me demuestra la falta de inteligencia y su hipocresía.

    • Ser vegano es no demandar mas la explotacion, crueldad y genocidio animal

      El leon hace lo q hace y esa es su vida natural. Los leones CAZAN, no fabrican carceles y campos de concentracion de tortura y mal trato animal. El humano si.

      Tu q te comparas con el leon dime una cosa: ¿te comerias a tus hijos? El leon se come a sus crias. Asi q si t comparas con el leon COMETE A TUS HIJOS Y SE UN VERDADERO LEON, no un pdeudocarnívoro. Además los carnívoros tienen GARRAS, comen CRUDAS a sus presas y con HUESOS, dudo q seas un auténtico carnívoro y cazes con tus propias manos, mas bien quizas seas un burgues cómodo q compra su filet en la esquina o disfruta de una hamburguesa en mc donalds (q mucha diferencia no hay)

  30. Como todo en la vida es relativo y nadie tiene el don de la verdad absoluta, únicamente me gustaría comentar que comparto parcialmente la expuesto en este artículo… Y habrá tantas opiniones como culos… cada un@ tiene el suyo. Gracias

  31. Los únicos animales realmente domésticos son el perro y el gato, el resto debe vivir en completa libertad, cada cual en su hábitat natural.
    Tengo dos gatos y un perro, todos vinieron por su propia voluntad a instalarse en mi casa y yo los adopté o, mejor dicho, ellos me adoptaron a mi. Jamás obligaría a un animal a vivir conmigo pero ignoro porqué, siempre hay alguno pidiéndome cobijo.
    No estoy de acuerdo en lo que dice el artículo respecto a que las mascotas son felices andando por los bosques: ellas se desesperan por entrar en las casas de las personas. Mis gatos viven en patios internos techados y con sus respectivas y cómodas gateras siendo libres de ir a donde y cuando quieran y, sin embargo, prefieren estar en contacto y lo más cerca posible de nosotros, los humanos.
    En cuanto al perro vive dentro de mi casa, no está castrado y tampoco quiere separarse de nosotros, una vez lo dejamos en la vereda para ver si prefería ir a olisquear por ahí pero, a los pocos minutos, estaba en la puerta de casa queriendo entrar.
    Como no tengo con quien dejarlos, no salgo de vacaciones desde hace seis años (pese a que me encanta viajar) así que no son relaciones tan fáciles y cómodas pero creo que yo asumí un compromiso cuando los adopté y ahora debo hacerme cargo de ellos lo mejor que pueda.
    Tampoco el sexo les da tantas satisfacciones: yo tuve que castrar a uno de mis gatos debido a que casi muere debido a las heridas ocasionadas por la pelea con otros machos en celo. También encuentran la muerte muchos perros en riñas de ese tipo.
    Pero, en general, el artículo es muy bueno y me pareció estupenda la forma que se abordó el tema de las aberrantes corridas de toros y del calvario que sufren lo animales cuya carne se destina al consumo.

  32. Un gran articulo y verdades que no quiere ver yo adoro a los animales y estoy sola pero jamás tendré un animal para que me dé compañía soy feliz y estoy muy a gusto y no necesito esclaviza a un animal para que me dé compañía , si tuviera espacio para que ellos fuera libre si lo tendría he visto animales de compañía maltratado quiere que haga lo que su dueños quiere y si no le pega y otras cree que los animales no sufre no siente no hace mucho fui a ver una amiga que tiene un niño y un perro y me sorprendió el perro note su gran tristeza y angustia era un perro muy alegre y revoltoso y de que llego el niño está muy triste me dio tanta lastima y pena de ver como a perdido su alegría y se lo dije y más o menos que estoy loca , que como le va afecta claro que le afecta ahora casi no le presta atención .
    POR QUE SOY TAN CRUELES CON LOS ANIMALES
    http://cuandiodosseresseluzc.jimdo.com/26-por-sois-tan-crueles-con-los-animales/

  33. sobre esto, ni siquiera creamos vida, utilizamos la vida en nuestro interes, facilitamos a la vida lo necesario para propagarse mezclando cosas ya vivas o que fueron vivas y la exterminamos a nuestra conveniencia

  34. Muy interesante me gusta porque llama a la reflexión y confirmar mis creencias me considero no del rebaño sino la oveja perdida, como en el mito de Platon sobre la caberna salir en búsqueda de mi yo y mi esencia pero a su vez muy respetuosa de los demás, pues no porque me considero así me aparto al contrario disfruto de la diversidad. pero también me agrada mi individualidad.

  35. Tarde llego a comentar, pero bueno, estoy de acuerdo en todo lo que has expuesto, sin embargo creo que tu análisis se ha quedado corto. La arrogancia del humano ha permitido elevar todos los conceptos que él mismo ha descrito para entenderse a sí y a su entorno como verdades absolutas, creando, incluso, conceptos meramente antrópicos que fuera de sus cualidades sensoriales no tienen cabida. Es una idílica e idealista concepción de sí lo que lo lleva a crear utópicos estándares que por definición son inalcanzables, ejecuta acciones que fungen como paliativos saciando así la constante inconformidad de su ser por ser; mal versa sus causas y prostituye sus efectos. Saludos cordiales.

  36. Atentar contra la vida de cualquier ser ya es una injusticia, pero que me dices de los asesinatos hechos por las manos de los hombres a través de la historia, como encierran a las personas los monstruos políticos de todas las naciones del mundo en cárceles, como muestra de poder y advertencia de lo que les pueden suceder si no se dejan someter por los diferentes monstruos políticos del mundo, eso solo es una muestra de la debilidad y cobardía humana tanto del que abuza como el que lo permite.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s