EL ALIMENTO DE LOS HIPÓCRITAS


3_HIPO~1

La mayoría de nosotros nos llenamos la boca al decirlo: somos pacifistas

Nos decimos a nosotros mismos que “aborrecemos la violencia” y que toda lucha que emprendamos siempre será “estrictamente pacífica”.

Así es como abarrotamos calles y plazas cuando nos manifestamos, convencidos de que estamos en la cúspide de la evolución humana y de que somos un ejemplo a seguir por todo el mundo.

Y una vez nos hemos suministrado esta inyección de autocomplacencia y superioridad moral, zanjamos el tema y no volvemos a discutir del asunto con nosotros mismos.

pacifismo

Pero quizás deberíamos ser un poco más valientes.

Y ser valientes significa mirarnos al espejo sin miedo.

Deberíamos preguntarnos con plena sinceridad: ¿realmente somos tan pacíficos y pacifistas como queremos creer?

¿Qué significa en realidad ser pacífico o ser pacifista?

En principio, una persona pacífica es la que no hace uso de la violencia para conseguir sus objetivos.

Por lo tanto, inherentemente, estamos diciendo que una persona pacífica o pacifista es alguien que tiene la posibilidad de actuar violentamente, pero que en cambio, opta por no hacerlo.

Así pues, estamos hablando de una elección entre dos opciones diferentes y opuestas.

¿Pero esto es lo que sucede en nuestras vidas?

¿Los que nos calificamos a nosotros mismos de pacíficos o pacifistas hemos renunciado de forma efectiva al uso de la violencia?

¿O quizás lo que sucede en realidad es que no tenemos ninguna otra opción?

sumo niño_00000

Porque esta es la verdad que nadie quiere afrontar.

Los que nos llenamos la boca con la palabra “pacifismo” o con expresiones como “lucha pacífica” no podemos elegir.

Lo somos, sobretodo, porque no nos queda más remedio.

Una persona auténticamente pacífica es aquella que puede actuar violentamente y de forma efectiva, causando un gran daño, pero que, sin embargo, renuncia a ello y opta por no utilizar tales capacidades.

SumoVsKid

Por ejemplo, una persona fuerte que se ve envuelta en una disputa y tiene suficientes conocimientos de artes marciales como para romperle el brazo a su oponente, pero opta por rehuir la pelea.

Esa es una persona pacífica. Tiene dos opciones diferentes y elige una de ellas.

Sin embargo, cuando una persona débil e incapaz de utilizar la violencia de forma beneficiosa para sus intereses rehuye una pelea, no puede saber si es realmente pacífico o no.

¿Qué haría si tuviera la fuerza suficiente o estuviera armado? Ahí se pondría a prueba lo que es en realidad.

Una gran paradoja: solo una persona como Rambo podría llegar a calificarse de pacífico o pacifista con plena justificación y conocimiento de causa

Una gran paradoja: solo una persona como Rambo podría llegar a calificarse de pacífico o pacifista con plena justificación y conocimiento de causa

Así pues, seamos sinceros con nosotros mismos de una vez por todas y digamos las cosas por su nombre.

Cuando salimos a manifestarnos a la calle contra los abusos del gobierno y llenamos las plazas con pancartas, pitos y cánticos, no podemos calificamos pomposamente como “luchadores pacíficos”. Eso solo podría ser verdad si en el armario tuviéramos un Kalashnikov y renunciáramos a utilizarlo.

Los defensores del “activismo pacífico” deberíamos preguntarnos: ¿Tenemos armas en casa? ¿Sabemos usarlas? ¿En el caso de enfrentarnos cuerpo a cuerpo con alguien podríamos infligirle algún tipo de daño grave? Si no estamos de acuerdo con nuestros gobernantes u opositores, ¿tenemos la posibilidad y la capacidad de arrojarles una bomba o pegarles un tiro?

La respuesta es NO.

Por lo tanto, no sabemos si somos auténticamente pacíficos ni pacifistas.

Simplemente somos una masa de personas impotentes en lo que se refiere al uso de la violencia, que no tienen otra opción que mostrarse pacíficos.

Mas-de-mil-personas-se-han-con_54351913159_53389389549_600_396

Una manifestación pacífica, en realidad no es una demostración de fuerza, sino de impotencia

Y hemos decidido ocultarnos a nosotros mismos esta terrible impotencia, envolviéndonos en un halo de superioridad moral, mediante un mecanismo psicológico de sustitución: simplemente hemos cambiando la etiqueta y hemos dejado de llamarlo “impotencia” para llamarlo “actitud pacífica”.

A eso se le llama autoengañarse.

Y ser un hipócrita.

Este autoengaño solo tiene un aspecto positivo: hemos convertido un sentimiento negativo de debilidad en una fuerza en nuestra mente, algo así como un asidero al que agarrarnos.

Pero en el fondo poco importa, porque toda nuestra actitud se basa en una falsedad que nos susurramos a nuestro propio oído.

Es como si un hombre afirmara orgullosamente que “es fiel a su pareja porque no se va a la cama con la primera chica guapa que se le pone a tiro”. En la mayoría de los casos lo que sucede realmente es que las chicas guapas no le hacen ni puñetero caso. Si se viera constantemente rodeado de tentadoras mujeres deseosas de retozar con él, entonces sí podría poner a prueba su fidelidad y hablar con propiedad y conocimiento de causa.

4856180

Con la “lucha pacífica” sucede lo mismo.

Como va siendo habitual, mucha gente querrá malinterpretar el sentido de este artículo y pensará que estamos abogando por la violencia o por la lucha armada.

Y no es así.

Este artículo no habla de violencia, sino de hipocresía y falsedad.

Todos querríamos crear un mundo mejor, más justo y donde reine la paz.

¿Pero lo vamos a conseguir cambiándole el nombre a las cosas, utilizando subterfugios y cerrando los ojos a nuestras miserias?

¿Qué debemos hacer?

¿Crear una realidad basada en la más dulce hipocresía o fundamentarla de una vez por todas en la verdad, aunque resulte amarga?

 

GAZZETTA DEL APOCALIPSIS

 

 

Anuncios
de gazzettadelapocalipsis Publicado en SISTEMA

57 comentarios el “EL ALIMENTO DE LOS HIPÓCRITAS

  1. Pingback: ¿POR QUÉ SOMOS TAN HIPÓCRITAS? | EL ROBOT PESCADOR

  2. A veces detrás de la no violencia se esconde un sentimiento de cobardía e hipocresía es cierto. Pero muchos, tenemos la no violencia, el no matar a nadie, como reglas esenciales de existencia.
    No es muy complicado si tienes dinero comprar armas.
    Siempre estamos decidiendo entre el sistema primario del ego o el sistema más inteligente del espíritu.
    Siempre tendremos libre albedrío entre hacer el bien y hacer el mal. Es una condición de nuestra creación misma.
    Siempre tengo el poder de decidir darte un beso o un guantazo. El tema es mucho más profundo en mi sentir y saber.
    Nos debemos a esta revolución del siglo XXI, y sus formas distintas de otras revoluciones del pasado. Actuamos como pacifistas convencidos, pero siempre sabemos que si la forma pacifica esta reprimida con mucha violencia, no tendremos otra que defendernos y la mejor defensa siempre será un buen ataque.

    Sigo pensando que soy libre en cualquier momento de hacer exactamente lo que me plazca. Y eso estoy haciendo estando, siendo PODEMOS con muchas otras miles de personas.

    Empezamos este camino en Paz,creyendo firmemente que las leyes importantes nos amparan y que nuestros objetivos son nobles y sobre todo legítimos.
    Pensamos acabarlo con esta misma estrategia hasta el final…. si no nos obligan a otra cosa…. por supuesto…

    • Hombre, una manifestación de medio millón de personas sin escopetas ni cinturón negro de judo pueden hacer mucho daño…por lo tanto no veo hipócrita el que se pueda tildar de pacífica si no lo hacen. Muchos sucesos importantes de la historia han empezado por altercados protagonizados por una masa de gente muy disgustada…

  3. Ya tenemos a Gazzetta otra vez queriéndonos hacer comulgar con ruedas de molino.

    Una persona pacifista está convencida de que la violencia engendra violencia, y que es preferible actuar sin violencia, tenga o no un bazoka debajo de su cama.

    Una persona violenta piensa que, si tuviese un bazoka, lo utilizaría contra los políticos corruptos que le han llevado a la ruina a él y a su familia.

    Ambos pueden estar juntos, en la misma manifestación en contra de los despidos en masa, sin emplear la violencia: el uno porque no cree que sea la mejor solución, y el otro porque no tiene el bazoka.

    Quizá en la misma manifestación estarían los que, teniendo un arma y deseando usarla, se abstienen de ello por miedo de ir a parar a la cárcel, no porque sean auténticamente pacifistas. Esos son los únicos cobardes.

    Estoy dándome cuenta de que este blog es en realidad una gigantesca pantalla de cine virtual donde el autor proyecta en Cinemascope todos sus miedos más viscerales, y lo hace de forma tan sutil, que tienes que fijarte bien para no caer en la trampa y contagiarte a tu vez de sus auténticos temores apocalípticos y razonamientos amañados…

    Una persona que sale a una manifestación a demostrar que todavía le queda algo de dignidad es alguien muy valiente, no alquien impotente al que no le queda otra opción, como nos quiere hacer ver Gazzetta, ya que la opción de quedarse en el sofá viendo TV siempre la tiene garantizada…

    A lo mejor es que el autor se justifica a sí mismo su miedo a salir a manifestarse por la paz de Gaza, por ejemplo, pensando que es una postura hipócrita y de impotencia (porque si tuviese una metralleta saldría dando tiros para demostrar que es un auténtico pacifista).

    “Activismo pacífico” significa “tengo la suficiente honestidad conmigo mismo y el suficiente coraje como para levantar el culo del sofá y salir a la calle a defender mis derechos”. Todo lo demás es miedo, por muy bonito que lo envuelvas…

    • Me sorprende de manera hasta simpática, la actitud de un lector asiduo a Gazzetta del Apocalipsis y asumo que lo es ya que cuando leo los comentarios de los artículos escritos en este blog, siempre hay uno suyo. Además de ser uno de los primeros en opinar, situación ésta que pareciera indicar que está a la espera de la llegada del artículo. Lo que me sorprende, es que la mayoría de las veces sus comentarios denotan un disgusto y una falta total de identificación con respecto a lo publicado. No entiendo para qué estar tan atento a algo que definitivamente no le gusta. Cree que el autor de Gazzetta del Apocalipsis aprovecha su blog para expresar sus propios miedos y si esto fuese así, pues es de admirar. Se cuestiona, se mira así mismo sin máscaras y nos da la oportunidad con sus artículos de cuestionarnos, de opinar, de conocer otros conceptos y otras realidades. Pero usted “ser humano anónimo”, no se limita a opinar.

      Usted se refiere a sí mismo como un ser especial a nivel espiritual pero con lo que escribe deja mucho que desear.

      • Hola Gloria, gracias por tu punto de vista… te respondo de rapidito:

        • No soy asiduo lector de esta web, creo de hecho èste es el tercer o cuarto artìculo que comento.
        • Sì soy uno de los primeros en comentar por la sencilla razòn de que estoy suscrito y, como el autor suele publicar a la noche, a mi llegan por la mañana porque estoy en otro continente. No estoy ni “atento” ni “a la caza” de nada ni nadie. Has de notar que hace dos artìculos ni siquiera opinè, pues el tema no me inspiraba.

        • Mis comentarios son como son, a tì te pueden parecer de disgusto y falta de identificaciòn, o de cualquier otra cosa. Es lògico que difiera en ocasiones de lo que publica Gazzetta porque asì es como pienso, pero te aseguro que si leyese algo que me paraciese bien, mis comentarios serìan lògicamente favorables.

        • Claro que me parece estupendo (y hasta admirable) que el autor exprese sus miedos a travès del blog, puedes ver en algunos comentarios anteriores mìos que alabo esa postura, en parte porque es hasta terapèutica. Lo que no me hace tanta gracia es que se aproveche este medio, ni ningùn otro, para inocular miedo o energìa negativa, ya tenemos bastante con la que està cayendo. Tampoco me parece bien pluralizar tan gratuitamente como hace el autor, si te fijas siempre pone en plural sus impresiones, como si todos fuèsemos como èl, creo que es una maniobra sutil (puede que inconsciente) de manipulaciòn. Por eso me esfuerzo en hacer notar que NO todos pensamos como èl.

        • Si mis comentarios, en tu opiniòn, son màs que opinar, pues ya me contaràs què son… me puedes dar tu punto de vista sin rodeos, creo que lo encajarè bien…

        • Por favor, indìcame donde me refiero a mì mismo como “un ser especial a nivel espiritual”… yo no lo veo, pero sè que muchas veces no vemos nuestras propias sombras, de forma que te estarìa muy agradecido si me ayudas a mejorar como persona, ¡de veras!

        No puedo complacer a todo el mundo, si mis comentarios no te hacen gracia, pues sinceramente lo siento… ¿Crees que lo mejor que puedo hacer es dejar de opinar? ¿O solo moderarlos para tratar de que te complazcan?

        Un cordial saludo!!!

    • Totalmente de acuerdo con Gloria: “ser humano anónimo” es el primero en opinar y aleccionar a todos sobre su sabiduría trascendental, buscando siempre hacer la contra a algo que se nota que le incomoda y le cuesta mucho: admitir que quizás sea tan sólo un cobarde más, que no se le ocurre otra cosa más que salir con una pancarta de “quiero paz y no a la guerra”, mientras ejércitos siguen enfilando detrás suyo sin compasión, sometidos a la voluntad de psicópatas inmunes a las marchas pacíficas.

      ¿Solucionas algo marchando en una calle con un cartelito de paz?

      y si no adherís a las marchas ¿eso de por sí te hace ser un perezoso que no sale del sillón?

      Hay miles de formas diferentes de actuar y accionar contra el sistema. Marchar no es la única, y ya demostró que al sistema ni cosquillas le hace. Los psicópatas de políticos y banqueros siguen celebrando y brindando con champagne a costas del hambre y muerte de millones, por más marchas que hagamos.

      ¿Y en serio piensas que marchar es un acto de valentía?

      ¿No será, por el contrario, un acto de cobardía, un acto de impotencia, entonces para quedarte más tranquilo y poder dormir bien te quieres “convencer ” de que “eres valiente”?

      Vamos, ya estamos grandes, desnuda tus miedos, no seas cobarde, el cartelito de paz no soluciona nada, y no marchar no es ser un perezoso frente a la televisión como nos queres hacer creer, estás limitando el campo de acción de esa forma, ninguneando miles de otras maneras diferentes de accionar, no te limites tan solo a una.

      Saludos compañeros

      • Hola anónimo!!! Gracias por tu respuesta.

        Si lees lo que le escribí hace un momento a Gloria, entenderás lo de mis prontas opiniones.

        Todos tenemos miedo en este mundo y yo no voy de valiente por la vida, al contrario, tengo mis miedos como cualquier mortal. No pretendo aleccionar a nadie con mi “sabiduría trascendental”, puesto que NO la tengo. Lo único que tengo es mi opinión, igual que tú la tuya, ambas muy respetables hasta que se demuestre lo contrario…

        Yo no salgo con ese tipo de pancartas por la calle, y si hay un ejército detrás de mí, yo no lo he puesto ahí, no me gustan nada los ejércitos “sin compasión, sometidos a la voluntad de psicópatas inmunes a las marchas pacíficas”. Pero estoy muy de acuerdo contigo en etiquetar a sus jefes de auténticos psicópatas.

        Si sales o no del sofá es cosa de cada cual, como dices, ya somos mayorcitos… Claro que “Hay miles de formas diferentes de actuar y accionar contra el sistema. Marchar no es la única”, estoy también muy de acuerdo y no me limito a esta, pero en “mi opinión” SÍ es mejor salir que no salir (y además, es cosa de valientes), aunque tú creas que no sirve para nada. No se tata de creerte que “eres valiente” ni de creerte nada, se trata sencillamente de hacer lo que salga de tu corazón.

        Bueno, pues que seas cada día más feliz!!!!

    • caballero, como abogado le recomiendo que lea el alcance constitucional del derecho de manifestación español, y la ley orgánica que lo regula. a continuación le recomiendo que analice el sistema electoral y la abolición del mandato imperativo con la consecuente representación indirecta. si usted quiere convencerse despues de leerlo de que cualquier persona actualmente y en el sistéma democratico que tenemos es realmente capaz de cambiar algo realmente profundo del sistema y no meras vanalidades, tal vez no termine de entender lo ue está escrito y le recomiendo que vuelva a releer lo citado una vez más.

      • Gracias Mr. Smith por tu respuesta. Supongo que tienes toda la razón en cuanto a la constitución, pero yo creo que si mi corazón me dice que debo salir a defender mis derechos, tengo que hacerle caso. Si la mitad de la población hiciese lo mismo, el mundo cambiaba en cuestión de días.

        Como decía el otro, prefiero morir de pie que vivir arrodillado. Es una cuestión personal, allá cada cual cómo prefiera vivir.

        Se feliz!!!

      • Que estas diciendo, no somos esclavos…..Te digo algún día los ciudadanos vamos a quemar literalmente a todos los políticos, empresarios y abogados como tu. De lo más bajo de esta sociedad, ratasssssss(con el perdón de estos seres).

    • Solo decir un comentario amigos,Stanley kubrick habla bien de esto, y si alguno ha estudiado algo de historia,antropología,medicina y biología puede opinar a mi parecer bien de este tema.

      Solo hay una premisa fundamental en todo,estais aquí por la pura violencia llevada al extremo y la perfección temporal de dicha violencia.Dejados a un lado los comentarios filosóficos anteriormente escritos(bastante útiles),el fundamento de esta cuestión reside sencillamente en progreso tecnológico.

      Sin duda el Simio que coge un femur para partir la cabeza a un simio mas fuerte refleja bien mi argumento .

      Es decir,el pacifismo es una forma de evolución mental,lo quiera ver quien quiera…,es simple hace millones de años no podiamos ser pacifistas,simplemente aplastabamos nuestro cráneo cuando se nos llevaba la contraria (ABSTENEROS ECOLOGISTAS O AFICIONADOS AL MUNDO DE LOS SIMIOS).

      Mi unica conclusión es esa.. que de un mundo eminentemente violento y lleno de instintos viscerales… el hecho de hablar de pacifismo simplemente es una maravilla.

      Un Saludo.

      • Dicho esto vendría el golpe de estado y todo eso.. pero me da a mi que aquí de pinchar teléfonos nadie no?,químicos por la causa?va a ser que no…¿Ingenieros aeronáuticos?.. vaya que solo tenemos a pablo iglesias que es politologo.. ya sabeis,votar a podemos.. o usar el tirachinas,esa es la puta tesis panda de agazapados..,las manifas apestan a antidisturbio.. y vuestro tono autoreferencial ya me esta tocando los cojones… os faltan agallas,coraje,valor y mucho que perder.. y vosotros sois los danzarines victorianos que no se romperian una uña ni por su madre o su hermano,simples vasayos,eso es lo que somos,pero ademas desorganizados y sin ni puta idea de nada.. politologos… anda no me jodas,no leeis una mierda,vuestra musica es penosa y lo ke veis es basura,vuestra comida no se pudre,al igual que los pedos olorosos que ansiais bajo las sabanas,al que piensa lo excluis y al que afirma lo quemais,siempre igual,panda de mediocres.Si quereis ser antisistema ser anarquistas y cambiar vuestro mundo,el del resto llegará,pero poner enfasis en vosotros,ignorantes.Estoy ya cansado,reflexionar y pucharme lo que querais,pero sabeis perfectamente que no hablo por hablar.

  4. En esta disertación, encuentro un importante error de base. Y es precisamente, que se parte de la consideración de que el ser humano es un individuo o especimen, que tiene la capacidad absoluta de “ser ” lo que él quiera. Y esto es un lamentable razonamiento, ya que nada más lejos que un ser humano, de la perfección y el control absoluto de sus sentimientos y emociones. Según esto, el ser humano, desde mi punto de vista, no es que “sea o tenga que ser” pacifista, tal y como se empieza afirmando en este texto. Eso quisiéramos todos; ser pacifistas por naturaleza. Yo cambiaría el verbo ser, por el verbo intentar. A toda esa gente que sale a manifestarse en contra de algo injusto, y a la que en este texto se tacha de hipócrita, porque el autor considera que lo hace por mera autocomplacencia y porque no les queda otra opción que hacerlo de esa manera. Me parece una afirmación bastante negativa y muy poco rigurosa. Porque el ser humano, que es esencialmente imperfecto, en su forma de obrar, realmente no “es”, sino que “intenta ser”. Por lo que lejos de representar hipocresía, en el ejemplo que aquí se analiza, por el contrario es un gran mérito humano el intentar algo con los medios más razonables y que nos hacen más dignos. Buscando precisamente hacer las cosas lo mejor posible, pero siendo conscientes de que no podemos actuar con el rigor o la perfección que se le podría exigir a un autómata o robot. Desgraciadamente, demasiadas veces se juzga al prójimo por lo que consigue y no por el cómo lo consigue. O lo que es lo mismo, por lo que es y no por lo que intenta ser. Y ya va siendo hora de valorar el esfuerzo de la gente por intentar cosas, cuando son buenas, que otros ni siquiera se plantean hacer. Y como buen ejemplo ilustrativo de lo que expongo, sería el de la gente que salió el 15 de mayo en nuestro país, a luchar por nuestra dignidad de ciudadano, y en contra sobre todo de la corrupción política. Porque intentaron por medios pacíficos, demostrar su dignidad y reivindicar nuestros derechos. Y lo último que se me ocurriría decir sobre esta acción, es que lo hicieron porque no les quedaba otra. Me parecería una crítica bastante mordaz y mezquina al mismo tiempo. Por el contrario, para mí y muchos otros, el sólo intento de reivindicar algo tan importante, teniendo que haber pasado por el clima de presión (y opresión) que en la calle se respiraba, es ya por si mismo un mérito indiscutible. Y por supuesto que ni quiero ni puedo desmentir que exista la hipocresía. Pero considero que el ejemplo utilizado por el autor de este texto, es muy reprochable. Hasta me ha dado la sensación de querer denigrar la acción del ser humano a favor de la justicia y las buenas causas. Y me pregunto si no existe cierta perversidad y mala intención del que ha escrito esto. Pero bueno, vivimos en libertad y cada uno puede expresarse a su manera. Lo importante es cómo los demás lo interpretamos.

    • la gran mayoria lo hacen por cobardia y quien diga k no .. miente y lo sabe por dentro k es asi, si te kitan tu casa tu trabajo y mas cosas aun mientras se rien en sus comilonas de ti.. habria k coger lo k es nuestro por derecho a la fuerza asi como nops lo han arrebatado.. ponte en el lugar de un politico.. estas en tu oficina en tu sillon.. y hay 1000 manifestantes gritando y kejandose en la calle.. facil.. cierro la ventana me pongo musica y espero k se vayan como siempre hacen, y todo keda igual k antes..llorais como niños lo k no sabeis pelear como hombres. Y no me refiero a liarnos a tortas con to el mundo.. pero si te vienen a kitar tu casa a echarte con tus hijos a la calle.. si ellos te empujan y te golpean pork has de kedarte sin darla de vuelta?

    • Entonces, según tu criterio Pablo Martin, sigamos “intentando ser pacifistas” mientras los psicópatas de políticos y banqueros destruyen adrede millones de vidas a través de la explotación y el hambre.

      Sigamos siendo “buenitos” mientras nos rompen el culito…

      ¡MANGA DE CAGONES!

  5. Bien, empecemos por hablar de las mujeres que tenemos menos fuerza, y por tanto nunca podríamos llamarnos pacifistas. Condenas a la mitad de la población a la hipocresía sin remedio.
    La violencia se puede ejercer de muchas maneras, y supongo que convendrás conmigo en que conspirar para que otros la ejecuten, es también ser violento, luego las armas solo son un apéndice mas de la violencia. El violento, siempre violenta, cuando habla y cuando actúa

    Yo soy pacifista, soy mujer, no tengo armas, no sugiero a nadie que actúe violentamente, y no necesito que esas circunstancias cambien para SABER que soy lo que quiero ser.
    Creo que los logros mediante la reivindicación, la desobediencia pasiva, son infinitamente mejores que los conseguidos a pedradas o a balazos.
    Si, creo que eres de los que se deberían cuestionar si no están infiltrados entre los pacifistas. El movimiento NO ES HIPÓCRITA, pero algunos no son el movimiento.

    • ¡Que paradoja esta: que el pacífico “no quiere violencia”, pero no advierte que su no-violencia es la que más está protegiendo y beneficiando al Sistema, que es justamente el que provoca la máxima Violencia de todas (desigualdad, hambre y genocidio)!

      La no-violencia le permite (sin impedimentos) al sistema que siga cometiendo sus genocidios industriales, sin ofrecer resistencia ni verdadera oposición a esa violencia.

      Ellos nos matan
      nosotros miramos como nos matan
      y no hacemos nada porque somos cobardes y tenemos miedo
      y para sentirme mejor prefiero pensar que soy “pacífico” y que “hice todo lo posible” para cambiar la situación… (a mi no me engañan, eso es de cagón)

      El absurdo inocente de los pacifistas: No quieren violencia, pero a través de su paz no-violenta no se dan cuenta que le están abriendo camino, sin ningún tipo de resistencia, a la máxima Violencia de todas: la del Estado y el Neoliberalismo.

      Y por lo que vimos hasta ahora, a este lobby de psicópatas (políticos y banqueros) no lo frenó ninguna marcha pacifista. Es más, estas marchas le fueron funcionales a sus genocidios, otorgándoles tiempo para que sigan cometiéndolos sin resistencia ni oposición del pueblo.

      ¿Vamos a seguir dejando que nos cojan, mientras nos miramos las caras o vamos a marchas con pancartas de “no violencia”?

      Recomiendo este video: “Como la no violencia protege al Sistema”

  6. Ser violento implica hacer uso de la fuerza para imponerse o condicionar la libertad de otras personas. Ahora bien, tratar de impedir que alguien actúe con violencia sobre otra persona, no es practicar la violencia, independientemente de los medios que utilice. De tal forma, tratar de impedir que un gobierno ejerza la violencia sobre los ciudadanos, nunca puede suponer ser violento, pues lo que se pretende precisamente es impedir una violencia ya iniciada, no ejercerla.

    Aquí se explica con más detalle, y se analizan algunas otras consideraciones acerca de la violencia: http://www.blackblog.es/el-origen-de-la-violencia/

    Otra cuestión sería la del valor estratégico de cada tipo de defensa (más contundente, o más pasiva) según las condiciones contextuales de cada situación, pero en cualquier caso tratar de defender un derecho fundamental que esté siendo violado nunca podrá tacharse como de actitud violenta.

  7. Es una linea muy delgada y es necesario tener mucho cuidado al aborda el tema, si realmente nos organizáramos para hacerle frente al sistema y cambiarlo, la peor de las decisiones que podríamos tomar es la de levantarnos en armas y utilizar la violencia, porque eso mismo es lo que el sistema ha promovido durante mucho tiempo (cine, televisión, noticias y propaganda en general), ya que los conflictos armados le son extremadamente redituables tanto económica como políticamente.

    Organizar una revolución tipo “los juegos del hambre”, “divergente”, “elysum” por solo mencionar algunas de las tantas tantas “revoluciones” que la élite a través de el cine nos bombardea, solo los beneficiará a ello,s ya que por un lado se elimina a gran parte de la disidencia real, la que sale a la calle la informada, por otro lado se tiene un excelente pretexto… “iban armados y tuvimos que eliminarlos antes que hicieran daño”, así mismo se manda un mensaje a los otros grupos indecisos, “si reclamas, mueres” y finalmente el estado en esa batalla campal de piedras vs. cañones se lame las heridas y suelta algunas migajas a lo que posteriormente se le llama “el triunfo de la revolución… (inserte aquí algún adjetivo o nombre)” maquillando y perpetuando de forma muy efectiva el status quo, la historia de todas las “revoluciones”.

    Revolución: Vuelta al punto de partida después de un ciclo completo.

  8. Pingback: Por que somos tan hipocritas? | Mucha Informacion |

  9. y si, en puesto de ser tan pacifistas, pusiésemos a un valiente capitán al frente y rodeasemos al enemigo; seríamos mil contra diez; y lo desnudásemos sin tener que disparar una sola metralleta: eso no sería violencia, ¿o sí?. Otra cuestión es saber quien es el enemigo. Quizás el enemigo pueda camuflarse dentro de nosotros……..ah, pero entonces la cosa se complica. Eso del “pacifismo” proviene en gran medida, creo, de las filosofías orientales y quizás lo hayan introducido en esta sociedad con una idea muy perversa. Eso del pacifismo yo lo identifico con “La Iglesia de Laodicea” ; la Iglesia de los Tibios (porque no has sido ni caliente ni frío, por eso te condeno. Que no os engañen con filosofías y huecas sotilezas. A todos aquellos incrédulos de Dios o ateos o adeptos de muchas sectas o religiones engañosas les diré que ya les han metido el enemigo dentro, dentro del alma. Buscad y encontrareis, pedid y os será dado. Sólo CRISTO da la Fuerza para poder vencer (No yo sino CRISTO en mí). No pretendais ganar por vosotros mismos a ” estas fuerzas opositoras, porque ellas son mucho más fuertes que el más fuerte de vosotros y que todos vosotros juntos; porque ellas no son de carne y sangre, sino que son Pricipados, Potestades , huestes espirituales de maldad que habitan en las tinieblas. Os diré un detalle para reconocer si alguna religión o secta de lo que sea está infiltrada por el mal: si os repiten muchas veces aquello de “Paz y Amor, Paz y Amor…….” ya teneis indicios para empezar a sospechar. Porque nos quieren borregos, Para poder comernos más fácilmente. Si alguien quiere saber más, que busque a través de “LA CIENCIA ESPIRITUAL”. Y recuerden, CRISTO no vino a traer la paz sino la espada DelahuestedMiguel

  10. Has hablado del violento, al que siendo violento se reprime por miedo y al pacífico.

    Te olvidas de mentar al que aun con impulsos violentos, reniega de la violencia porque cree que es estéril. ¿ Esta este “Pacífico” en lo correcto ?

    ¿ Sería útil la violencia de un grupo del estilo de los “Grapo” o “Sendero Luminoso” ?
    ¿ Ser demasiado pacífico no muestra una debilidad excesiva?

    En gran parte, el violento se reprime porque cree que el estado es mas legítimo que el y sus opiniones. ¿Hasta que punto de vista es así?.

  11. Desde un punto de vista enteramente antropocéntrico puedo entender que no hagas mención de la violencia diaria directa e indirecta hacia los animales de otras especies, incluso venida desde aquellas personas que se dicen no-violentas y pacifistas, sea que arrebaten la vida con sus propias manos (yo lo llamo asesinato, frente a homicidio que se refiere la especie humana), sea que paguen para comprar en el mercado el ‘producto’ de esa violencia hacia ‘otro distinto’ a ‘nuestra’ especie.
    La violencia está en vaso del desayuno cuando se bebe la leche de una hembra que ha parido una cría, la cual apartan de su lado nada más nacer (yo lo llamo secuestro, como cuando a uno le ‘quitan’ o le secuestran el perro, no hay diferencia),
    la madre es forzada a quedar preñada de nuevo y constantemente y todas sus crías tendrán el mismo final, atadas sin ver la luz del sol y enfermas por sometimiento a dietas pobres y con deficiencia en hierro.
    Mientras esa hembra ‘dará’ la leche de sus crías a ese señor con bigote que vive de ellas y de vez en cuando les mete en el chocho el brazo hasta el hombro (yo lo llamo violación y parasitismo, y se puede ser parásito o no serlo, a voluntad de uno mismo). Hace falta decir que después de varios años y embarazos artificiales y secuestros, cuando esas hembras no sean rentables por ser viejas (todos envejecemos y morimos, no se crean especiales los señoritos), en ese momento la sajan el cuello… humanitariamente? Yo lo llamo ‘cortar el pescuezo’, algo así como la guillotina de los señoritos de la revolución.
    Todo esto es puta y jodida violencia y todos lo sabemos. Así que si alguien replica, espero que su argumento se fundamente en el acuerdo por la supervivencia, conviniendo por ambas partes y pactada al estilo…. ‘si hay una situación muy chunga, tú me comes si me muero antes que tú, te doy permiso para ello. Y viceversa.
    Algo que nunca ocurre con el ‘otro’, el animal distinto a nuestra especie.
    Qué putada para los animales, por excluirlos del concepto genérico ‘animal’ (frente a ‘vegetal’), pues eso le condena a ser parasitado y aniquilado por la humanidad.
    De modo análogo, cuando el concepto ser humano, o animal-humano se olvida, puede que ‘otros y otras’ sean igualmente condenados en beneficio de un grupo particular más reducido.
    Así los negros, las mujeres, los homosexuales, y todo aquel que sea distinto puede llegar a ser excluído (afortunadamente muchas personas no excluímos a ‘otro’ ni por cuestiones de raza, sexo y especie animal a la que se pertenece).
    Qué vemos entonces?? Violencia por doquier todos los días.
    Me quedo con lo que cita el artículo, aquello de que tenemos la opción personal, por voluntad propia, de ser no-violento o pacífico/pacifista en cada acción que llevemos a cabo en nuestras vidas. Podemos ser o no ser, a nuestro antojo más o menos dicho así. ¿Pasaríamos de una actitud a otra si dispusiéramos de los medios, las armas? pregunta el artículo.
    Del mismo modo… ¿desterraríamos de nuestras vidas la violencia hacia esos ‘otros’ animales distintos a nosotros sabiendo como sabemos que no estamos en riesgo o situación de infernal supervivencia, y que podemos permitirnos alimentarnos de un modo más eficaz y sano y sin dañar y matar a ningún ‘otro’?.
    Pudiendo hacerlo… ¿por qué no lo hacemos?
    Y aquí es donde llega la parte de… la gente no es ni tan buena ni tan generosa ni tan especial, y caracterizar a las personas de ‘humanas’ y ‘libertarias’ y ‘democráticas’ y bla bla bla….

    ”No hay más preguntas señoría. Engulla por la boca sus tres raciones diarias de violencia hacia algunas especies animales, de vez en cuando incluya a los caballos en su dieta al igual que coma cerdos, aves, crías recién nacidas y ‘sus’ primeros alimentos al llegar a la vida. Luego abra la página 4 del noticiario, se habla sobre ‘libertad’ de expresión y ‘derecho sociales’ …. ”

    Terrible como funciona todo. Salud, no me censuréis lo escrito y forza al canut, que no sé si se dice así, alguno de la real academia de la…. Salud de nuevo…

    …y vive VEGANO!!!

    • Y qué podemos decir de la hipocresía vegana y/o vegetariana de los sujetos que encontré en nuestra farmacia, comprando discretamente los suplementos dietarios procedentes de animales y/o plantas? A eso agrego el delirio de persecución por alegar a una supuesta censura Antes que se produzca, y ni que decir de su incapacidad para contenerse y dejar al mundo que gire para el lado que decidió. No creo que entiendan por qué nacemos con caninos, o porqué llegamos hasta aquí: quieres alimentarte con vegetales? adelante! Te gustan las legumbres? buen provecho! amas a los animales? te felicito! No consumes lácteos ni huevos? ah, nosotros sí, y la verdad que sin culpas.

  12. Me da igual si os parece mal, pero casi todos los comentarios tienen retorica para dar y tomar, palabras y mas palabras,la falta de modestia se nota,hay vanidad disimulada(joder ,¡que bien hablo¡ los dejo a todos ko con mi dialéctica)a espuertas., como decía Robert de Musil en su genial Hombre sin atributos, hay mucha gente aparentemente brillante pero absolutamente estúpida.en fin esta mas que visto que con tres conceptos cogidos por los pelos la gente cree que le llega por ciencia infusa el conocimiento contundente, que por cierto cuesta mucho trabajo adquirir, exige esfuerzo y sobretodo soledad y una buena dosis de humildad y duchas de agua fría para no caer en la pedantería.si ,soy un cobarde y un hipócrita, no me da la gana de manifestarme, los lideres manejan a los idiotas- refrán -un tonto (o un listo) hace cientos de tontos, pero no de listos.saludos de un hipócrita asumido.

  13. Sólo puedo opinar, humildemente, que mientras reproduzcamos el capitalismo a través del consumismo diario, estaremos generando la violencia que, equivocadamente, le endilgamos a este, ya sea en forma de opresión o de resistencia. Debemos intentar el abandono del consumo, al menos en términos de intento, y en muy poco tiempo veremos su caída, junto con sus normas que siempre son violentas: el voto, las instituciones, nuestra identidad, la propiedad, siempre son violentas, y la alternativa es la desobediencia, y no la repetición de su lógica.
    Es solo una opinión, porque tengo mucho, pero mucho miedo. Ya son demasiados los mártires.

  14. Algo que me quedó en el tintero: el Capitalismo, vía consumismo, y a través de su principal herramienta, que llamamos Estado de Bienestar Social, se encarga de cooptar a una importante proporción de la sociedad, de manera que, a la manera de “Un mundo feliz”, neutraliza cualquier voluntad participativa del sujeto de consumo, lo mantiene en casa viendo tv, lo atemoriza constantemente, pre fabricándole una concepción anti-rebeldía, de modo tal que rechazará los cortes de calles, las marchas reivindicativas, los actos por reclamos, los escraches, marchas de silencio, etc., a la vez que les instalará la obligación “cívica” de volcarse a los partidos políticos, como “única” vía de manifestación, es decir: “Callar, Votar y Ver TV”.

  15. La banalidad del mal…. ¿Somos pacifistas o hipócritas?
    Al leer el artículo de GAZZETTA DEL APOCALIPSIS…
    ( https://gazzettadelapocalipsis.com/2014/10/02/el-alimento-de-los-hipocritas/ )
    Me ha venido a la cabeza el autoengaño de pensar que uno no puede hacer nada ante “el mal”, la hipocresía que envuelve a este pensamiento, el absurdo calmante de consciencias.
    Como escuché este verano en México: “Peca igual el que mata la vaca que el que le agarra la pata”
    ¿Y el que se la come?
    ¿Y aquél que aun a sabiendas de la agonizante vida de millones de animales (encerrados en minúsculas cárceles, estando condenados a vivir unos encima de otros, entre sus excrementos, su hambre y su sufrimiento colectivo…. VEAN EL DOCUMENTAL “Terrícolas” por favor) sigue comprando carne en los supermercados?
    Nosotros comemos maltrato animal, ¿esto es lo que se llama pacifismo? O No-violencia?
    Como afirmaron muchos, así como Hannah Arendt, es lo mismo hacer el mal que observar cómo se hace sin intentar evitarlo, sobretodo porqué sí podemos evitarlo. Lo sepamos o no, nuestra intensa intención influye energéticamente y se proyecta hacia el mundo social; nuestros actos no pasan desapercibidos socialmente.
    Muchas veces somos tristemente hipócritas y llegamos a creer en nuestra inocencia, pero… el presente y el futuro está tejiéndose constantemente, por nosotros y más por los valientes, a fin de bien o a fin de mal, pero por los valientes que actúan. Sí somos culpables o merecedores de nuestros actos y situaciones; Sí podemos elegir otras opciones. Sin embargo, no lo hacemos. ¿¿Ésto es ser pacifista??
    Att. Labandu (la bandolera 😉 )

  16. Más que impotencia yo diría que es una mezcla de cobardía y comodidad, pues enfrentar con violencia al poder ocasiona grandes riesgos y problemas y nadie (o casi) se atreve a eso.

  17. Valiente chorrada pseudofilosófica de salón. Una memez como un castillo de grande. Osea, que según el tipo que escribe esta basura de articulo, para ser pacifista tienes que ser por fuerza una máquina de matar, de lo contrario no se te puede reconocer que no seas pacifista ¿no? Ghandi o la madre teresa no eran realmente pacifistas, sino asquerosas alimañas cobardes que escondian su poca fuerza fisica detras de una cortina de pacifismo inventado. ¿Se pueden decir mas tonterias?

    • Hey, nate: calma, amigo, estás necesitando ayuda terapéutica para manejar tu ira! ¿Te das cuenta de que descalificas Violentamente? Si vos tenés la receta, ¿cómo es que no te vi en primera fila y armado combatiendo al monstruo? No es a los pacifistas que dirije su intención el autor, sino a lo que se oculta detrás del pacifismo.

  18. Yo creo que incluso el pacifismo tiene limites y en un punto te das cuenta que hay gente que merece desde una cachetada hasta un tiro porque parece que por más palabras en cualquier tono, idioma o lo que sea, no entienden. Yo solía ser más calmado, analizar, tratar de solucionar un problema con la razón(de manera pacifica), ya sea que la otra persona(s) tuvieran razón o yo la tuviera, sin embargo, me he dado cuenta que hay gente que sencillamente le importa un c*lo la razón, o si es correcto o incorrecto, simplemente quieren hacer su voluntad y listo. Y es allí donde la practica vuelve papilla a las barrabasadas de las teorías. Imaginense esto: el pueblo (personas de bien, trabajadores, pagan impuesto, luchan dia a dia, cultos, no hacen, mal, preocupados por ayudar a su familia etc) esta siendo clavado por un vibrador que es alimentado con energía solar(atención a esto) por la injusticia(mal gobierno, delincuencia, violencia, etc) y como ya debes saber, esto va a seguir hasta el fin de los tiempos o hasta que el sol deje de funcionar para lo que falta algunos millones de años.

    • Ah, sí, Carlos? Y decime ¿vas a ir vos a darle un cachetazo al ISIS, a Obama, Nethanyahu? Parece que todos los problemas de los valientes foristas se reducen a declarar lo injusto de pagat impuestos y no recibir nada a cambio. Esa es precisamente la Hipocresía de que habla el artículo que nos ocupa.

  19. Se puede ser pacifista y llegar a hacer grandes acciones como ocupar fincas o hacer desobediencia civil, mira a Gordillo o el SAT de Marinaleda

  20. Creo que tiene mas que ver con una consciencia…con una energía elevada……ya que como decía Gandhi ojo por ojo y todos quedaremos ciegos….
    lo ideal es observar si uno mismo como dices tiene violencia, en cada acto, con uno mismo, y con las personas mas cercanas…….se empieza desde lo mas básico de uno a uno
    …..para crear una sociedad en paz…..

  21. Puff, qué lejos está este texto de la profundidad de otros de este blog.
    Aunque no lo creas, existen personas que se rigen por unos firmes principios morales independientes de frustraciones personales o impotencia. Pegarle un tiro a alquien teniendo al menos una mínima posibilidad de convencerlo dialogando es muy primario, la verdad y la mayoría, ni teniendo una pistola en la mano lo haría.
    Para conseguir un objetivo político, tienes que tener un proyecto y una masa que te apoye, y eso requiere de un trabajo previo, de asambleas, de empoderamiento… cuestiones que dan mucha pereza a la mayoría de la población. La gente suele quedarse con la toma de la Bastilla o del Palacio de Invierno, pero ignora el trabajo previo que desenbocó en esas grandes revoluciones. Salir a la calle con el simple propósito de ejercer la violencia es muy poco inteligente y muy poco práctico. Otra cosa es responder a la violencia del Estado o del enemigo mediante la LEGÍTIMA DEFENSA.

  22. Me gustaria que Gazzetta diera respuesta al generelizado de opiniones que se contraponen a este articulo, y me sorprende la poca imaginacion que este tiene sobre como un ser humano puede tomar de armas cualquier instrumento de oficio, aunque estoy de acuerdo que desde la perspectiva del comportamiento humano si este mismo llevara armas de fuego, un porcentaje no dudaria en darle uso si este mismo se sintiera bajo amenaza, pero como no es una realidad tangible hoy en dia en las manifestaciones estoy en completo desacuerdo con el trato que el autor da a los manifestantes que es bastante agresivo.

    • Mashupias: es buena tu pregunta a Gazzetta, en tanto disparadora de respuestas, las cuales no va a contestar porque en el contenido no visible del artículo se capta, si pones atención. Creo que tiene mucha imaginación el autor en su crítica a la sociedad en tanto masa. Y doble acierto en dejar que cada quien recoja el guante, en este caso, vos.
      ¿Tomar las armas? Pues claro: tu lápiz, tu arado, tu pala, tu empleo.
      ¿Cómo se usan? Disparando con ellas allí donde mas les duele.
      De lo que se trata aquí es de develar que somos sujetos sumisos, y esta forma de pensamiento nos abstrae de la manada y nos invita a pensarnos libres. No en el sentido de comenzar a sabotear al estado con tiros y bombas, sino con el abandono de la lógica que este nos impone. ¿cómo no va a ser una realidad tangible esta calamidad de pestes, hambrunas, exclusión y corrupción? ¿cómo no va ser una realidad la ruptura con nuestro terrible y avergonzante pacifismo, si solo esperamos al Mesías, a alguien que tenga las bolas bien puestas, a alguien que nos conduzca, que nos diga cómo hacer, ignorando nuestro potencial libertario escondido debajo de nuestra capacidad de consumo?
      ¿Cual es la denuncia del autor? lo que No dice.
      ¿Por qué respondemos? Por que acertó.
      Te saludo.

  23. Buscar la verdad. Esto es lo que me parece loable en cualquier ámbito y el enfoque del artículo cumple su cometido en ese sentido: plantear las cosas de una forma diferente, incluso ofensiva para muchos. Desde mi punto de vista eso es algo vital para avanzar. ¡Gracias!

    • Bueno, no es cierto eso: tengo cuatro caninos en mi mandíbula, un criadero de conejos que faenamos semanalmente, y una formidable capacidad para alimentarme sin culpas. Y no me molesta para nada que otros elijan otras fuentes alimenticias. Amo ser humano.

  24. Me ha gustado mucho el artículo y la forma de mostrar los terribles defectos de mucha gente hipócrita. Todo se debe juzgar en su justa medida, y seguramente no es para criticar demasiado a alguna gente que se manifiesta de forma “pacífica”, pero sin lugar a dudas CLARO que existen esa gran cantidad de personas que van de pacifistas y se declaran incondicionalmente pacifistas cuando tienen más peligro que un mono con pistola. A saber qué harían si tuvieran total libertad para hacer lo que quisieran, y se puede intuir cuando mucha de esta gente pacifista tiene una lengua viperina para dejar en mal lugar e inventarse mentiras para hacer el mayor daño posible cuando alguien se les ha opuesto. No nos engañemos, cuando no se pueden usar balas se usa la palabra en forma de dardos envenenados o directamente como cañonazos de gran calibre para arrasar al enemigo. Y eso es tener una violencia contenida y latente que te cagas. O sea violencia pura y dura. Pero claro, como no la usamos de forma física somos pacíficos… ACOJONANTE!

    Muy acertado el argumento con el ejemplo de Rambo, SOLO una persona que es capaz de usar violencia con eficacia puede calificarse en un caso de pacífico. Y además de todos los personajes violentos es el mejor ejemplo porque una de sus cualidades es ser precisamente pacífico y rehuir la lucha. Si se ven bien esas películas se puede ver claramente esto. Aunque se explote la faceta más violenta con fines comerciales.

    Me encanta el blog, Gazzetta, tienes o tenéis una mente abierta… Ojala no cambies nunca.

  25. Ir a la calle para protestar contra violencia es somo protestar contra las enfermedades que nos apestan – pierdas energia y tiempo y la salud no viene.
    Por eso los medicos no marchan por las calles cantando canciones sobre la salud, sino dedican muchos anos de estudios y practicas para comprender las causas de esas enfermedades para despues combatirlas.
    Sin profundo conocimiento de las causas de violencia se puede hacer mas dano que lo bueno.

    Este erticulo es muy ejemplar y no me sorprende en absoluto. Yo se de sobra que vivimos en las sociedades construidas por hipocresia y mentiras y ademas bastante infantiles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s